emergencia

emergencia

El primer ministro Shinzo Abe dijo que los centros urbanos de Tokio y Osaka y otras seis prefecturas permanecerán bajo restricciones, hasta que haya una contención convincente del coronavirus.
El gobierno planea una reunión de expertos médicos probablemente el jueves para establecer pautas para levantar el estado de emergencia. También consultaría a economistas.
El país implementó un cierre que ha sido calificado como "deficientemente ejecutado" desde finales de marzo, registrando 24.073 contagios y 564 muertes. 
De todos modos, la tercera economía más grande del mundo pondría fin antes a las restricciones de acuerdo con las recomendaciones que hará un panel de expertos el próximo 14 de este mes.
Las autoridades están tratando de trazar un camino para salir del bloqueo más grande del mundo, lo que atribuyen a la prevención de un aumento exponencial de infecciones y que el primer ministro Narendra Modi impuso el 25 de marzo.
Al menos medio millón de trabajadores migrantes han quedado desempleados como resultado de la crisis del coronavirus, estima el Grupo de Trabajo Migrante, MWG.
El cierre de 16 días se extenderá entre el 25 de abril y el 10 de mayo y afectará a un total de 15.000 empleados, informó la compañía en un comunicado.
Abe dijo que el gobierno estaba considerando pagos en efectivo de US$ 930 para todos los ciudadanos, en un intento de amortiguar el golpe a la tercera economía más grande del mundo.
"No es exagerado decir que la economía de Japón y la economía mundial se enfrentan a la mayor crisis desde la posguerra en este momento. Protegeremos el empleo y la vida a toda costa ”, dijo el primer ministro Shinzo Abe.
"El estado de emergencia nos permitirá fortalecer los pasos actuales para prevenir un aumento de las infecciones y garantizar que la actividad económica se mantenga tanto como sea posible ", dijo el primer ministro Shinzo Abe.
La nación ha confirmado 514 casos del virus y 48 muertes, concentradas principalmente en Yakarta, cuyo gobernador admitió el viernes que el personal médico ya se estaba "estirando demasiado".
El primer ministro Shinzo Abe dijo que los centros urbanos de Tokio y Osaka y otras seis prefecturas permanecerán bajo restricciones, hasta que haya una contención convincente del coronavirus.