emisiones

emisiones

Esta semana, el presidente de China, Xi Jinping, anunció planes para ser neutros en carbono para 2060 e instó al mundo a enfrentar el desafío. China produce el 29% de las emisiones globales de CO2, más que la UE y Estados Unidos juntos.
La MPA está trabajando con el Instituto Marítimo de Singapur para buscar propuestas de participantes de la industria e institutos de educación superior o institutos de investigación para desarrollar embarcaciones portuarias totalmente eléctricas y comercialmente listas.
El país tiene uno de los precios más bajos de energía solar del mundo y su compromiso en París para reducir sus emisiones fue elogiado. Pero sin planes de renunciar al carbón, las emisiones van en aumento.
El fabricante de automóviles japonés es el último fabricante en ser investigado bajo sospecha de ocultar niveles ilegales de contaminación, tal como ocurrió con Volkswagen en 2015.
Los modelos diésel Vitara y Jeep Grand Cherokee violaron las normas de emisiones y deben ser reparados o se prohibirá su venta en toda Europa.
Las subastas, destinadas a reducir las importaciones de carbón de la nación, están destinadas a atraer a mineros globales como Glencore PLC, BHP Group, Anglo American PLC y Peabody Energy Corp.
Los vuelos comerciales representan aproximadamente el 2.5% de las emisiones globales de carbono, pero se espera que su participación en las emisiones aumente a medida que los viajes aéreos sean accesibles para más viajeros.
La quinta mayor siderúrgica del mundo continuará haciendo que su proceso de fabricación de acero sea más limpio, paa cumplir con los altos estándares ambientales que ha dispuesto el país para combatir sus concentraciones de contaminantes.
La firma garantizará licencias sobre casi 24.000 patentes en tecnologías sobre sus sistemas de potencia híbridos, que incluyen motores, conversores y baterías.
Esta semana, el presidente de China, Xi Jinping, anunció planes para ser neutros en carbono para 2060 e instó al mundo a enfrentar el desafío. China produce el 29% de las emisiones globales de CO2, más que la UE y Estados Unidos juntos.