esclavitud

esclavitud

Varios minoristas británicos retiraron los productos de coco tailandés de sus estantes, después de que un informe de PETA alegara que son recogidos por monos maltratados.
Muchas familias recurrirán a obtener préstamos a altas tasas de interés para sobrevivir, mientras que otras se endeudarán más y terminarán atrapadas en trabajo forzoso, la forma más prevalente de esclavitud moderna de la India.
Se estima que unos 18 millones de personas están atrapadas en trabajos forzados en India: una plantación de té en Kerala dirigido por antiguos trabajadores en condiciones de servidumbre busca dejar ese recuerdo atrás.
El país aprobó enmiendas a una ley que, según los activistas, deja a los trabajadores vulnerables a los abusos en un país donde se estima que una de cada 60 personas son esclavos.
Hasta 10 millones de migrantes trabajan en Malasia, Singapur y Tailandia: servidumbre por deudas, la supervisión estatal limitada y prácticas laborales sin escrúpulos los hacen vulnerables a los abusos.
Los reclutadores éticos han surgido en Filipinas y Hong Kong en los últimos años a medida que las empresas y los hogares privados se ven presionados para poner fin a la esclavitud.
Aunque parece algo del pasado, la realidad es que la esclavitud genera ganancias por US$150.000 millones al año.
Varios minoristas británicos retiraron los productos de coco tailandés de sus estantes, después de que un informe de PETA alegara que son recogidos por monos maltratados.