granos

granos

"Es un embarque excepcional, porque Uruguay normalmente no exporta cebada; es una noticia interesante, porque hace tiempo que se intenta y que se espera, pero en la práctica generalmente la cebada se consume en el mercado interno. Creo que este es un primer avance", destacó una autoridad portuaria.
China ha incrementado las compras de granos de todo el mundo en los últimos meses para alimentar a sus granjas de cerdos en momentos en que se ve enfrentada un ajustado suministro de maíz y elevados precios domésticos.
El país ya está a la par con Japón como el segundo mayor importador de maíz del mundo, según estimaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.
Algunas trituradoras de soja chinas, que a principios de este año tuvieron que frenar las operaciones debido a la escasez de suministros, ahora luchan con inventarios abultados.
Un total de 216.000 toneladas de granos, entre maíz, trigo, soja y girasol, llegaron hasta el puerto de Bahía Blanca para irse a países como Vietnam, Malasia y Corea del Sur.
El país ha asegurado otro año de buena cosecha en 2018, si bien se situó un 0,6% por debajo de la de 2017.
Las importaciones también contribuirían a reducir el superávit comercial de China con Estados Unidos, como exigió Trump.
La unidad ha ido a pérdida los últimos cuatro años por la creciente competencia de firmas internacionales y operadores chinos.
"Es un embarque excepcional, porque Uruguay normalmente no exporta cebada; es una noticia interesante, porque hace tiempo que se intenta y que se espera, pero en la práctica generalmente la cebada se consume en el mercado interno. Creo que este es un primer avance", destacó una autoridad portuaria.