guerra comercial

guerra comercial

La cámara de exportación argentina dijo que estaba trabajando con las empresas comerciales que representa y el gobierno "para satisfacer la demanda china actual y futura de cebada de alta calidad".
Sin embargo, Seúl planea continuar el diálogo con Tokio, al que acusa de no mostrar un compromiso suficiente para resolver los problemas, mientras continúa con la queja ante la organización multilateral.
¿Qué gana y qué pierde Latinoamérica con la guerra comercial del COVID-19 entre EE.UU. y China? Dos académicas intentan dar luces sobre el tema, en conversación con AsiaLink.
En un momento de crecientes tensiones sobre el comercio, la tecnología y la propagación del nuevo coronavirus, las medidas representan el último punto crítico en la relación financiera entre las dos economías más grandes del mundo.
Las relaciones entre Canberra y Beijing se han tensado en medio de las acusaciones australianas de intromisión china en los asuntos internos y la preocupación por lo que Australia ve como la creciente influencia de China en la región del Pacífico.
Mandatario surcoreano propuso que los dos países trabajen juntos para resolver el problema de los trabajadores forzados en tiempos de guerra, y llamó a Japón "nuestro vecino más cercano".
China se ha comprometido a comprar US$50 mil millones más en suministros de energía de los EE. UU., y aumentará las compras de productos agrícolas de ese mismo país en unos US$ 32 mil millones.
Después de un año difícil, las exportaciones de China terminaron 2019 con una nota optimista, aumentando un 7,6% en diciembre respecto al año anterior.
Las exportaciones mineras y agrícolas también disminuyeron debido a menores envíos de gas natural licuado, aceite de palma y productos a base de aceite de palma.
El Banco Central ya ha reducido la RRR ocho veces desde 2018 para liberar más fondos para que los bancos hagan préstamos, a medida que el crecimiento económico se desacelera al ritmo más débil en casi 30 años.
La economía del país se ha enfriado en los últimos meses debido a un golpe prolongado a las exportaciones debido a una demanda global débil y una caída en el gasto del consumidor luego de un aumento de impuestos a nivel nacional.
El crecimiento del tercer trimestre se desaceleró más de lo esperado al 6% interanual, marcando su ritmo más débil en casi tres décadas, y por debajo del objetivo del año completo del gobierno de 6.0% -6.5%.
El índice de gerentes de compras de servicios de Caixin Markit aumentó a 53.5 el mes pasado, el ritmo más rápido desde abril, desde 51.1 en octubre.
El PMI se recuperó a 50,2 en noviembre, el más alto desde marzo, dijo el sábado la Oficina Nacional de Estadísticas de China, por encima de la marca de 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción.
La cuarta economía más grande de Asia se ha visto especialmente afectada por el enfriamiento del comercio mundial y una prolongada guerra arancelaria entre China y Estados Unidos.
El compromiso se produce a pesar de décadas de tensas relaciones entre Seúl y Tokio durante su pasado de guerra, exacerbado en los últimos meses por una disputa comercial.
Las ganancias cayeron un 9,9% a US$ 60.740 millones, marcando la mayor caída desde el período enero-febrero y en comparación con una disminución del 5,3% en septiembre.
Ambos países celebraron la segunda reunión en Ginebra como parte de un proceso de solución de las diferencias bajo las reglas de la OMC. La primera reunión de octubre terminó también sin progresos.
El consumo privado también se enfrió con respecto al trimestre anterior, lo que arroja dudas sobre la opinión del Banco de Japón de que una demanda interna sólida compensará el impacto de la intensificación de los riesgos globales.
"Cuando mido el Acuerdo RCEP con respecto a los intereses de todos los indios, no obtengo una respuesta positiva", dijo Modi en un discurso en Bangkok, según una nota del gobierno.
La cámara de exportación argentina dijo que estaba trabajando con las empresas comerciales que representa y el gobierno "para satisfacer la demanda china actual y futura de cebada de alta calidad".