guerra comercial

guerra comercial

No está claro cuánto tiempo durará la interrupción temporal de las compras, pero se aventura hasta, al menos, octubre.
Las exportaciones hacia EE. UU., el principal mercado de vehículos de Corea del Sur, descendieron 14,7% durante el trimestre abril-junio.
"Están siendo despiadados en lo que será su intento fallido. Estábamos siendo amables ¡hasta ahora!", escribió el verborreico presidente en Twitter.
Derecho de salvaguardia se aplicaría durante dos años en total a las importaciones procedentes de China y Malasia.
Las importaciones de Japón aumentaron un 2,5% a junio, frente a la mediana de estimaciones de un incremento de un 7,0%.
La firma del ambicioso pacto, que crea la mayor zona económica abierta del mundo, se da en un panorama de miedo a una guerra comercial entre Estados Unidos y China.
La cifra de expansión del segundo trimestre se ubicó ligeramente por debajo del avance de 6,8% del primer periodo del año.
Corea del Sur advirtió que sus exportaciones de componentes para la industria de alta tecnología podrían verse perjudicadas si la disputa comercial escala.
Las compañías indias están intentando llenar vacíos en la demanda china de fármacos genéricos, software, azúcar y algunos tipos de arroz.
"En respuesta a los nuevos aranceles impuestos por Estados Unidos el 6 de julio, China tuvo que tomar las contramedidas necesarias", dijo el Ministerio de Comercio.
La nación busca que se mantenga la aplicación del Sistema Generalizado de Preferencias sobre sus 124 productos exportados al país del norte.
El Nikkei cerró con un avance de 1,1%, a 21.788,14 puntos, rompiendo una racha bajista de cuatro días consecutivos.
"No hay posibilidad de una depreciación fuerte del yuan y la divisa podría subir en el futuro", señaló un comunicado de la CBIRC.
Las sanciones entre ambos países deberían iniciarse este viernes 6, pero ¿según la hora china o la hora estadounidense?
Autoridades económicas concluyeron que el desapalancamiento estructural está avanzando de forma ordenada y que se habían controlado las irregularidades financieras.
Acciones y yuan se hundieron ante la perspectiva de los próximos aranceles de EE.UU., que han mantenido nerviosos a los inversores en China.
La empresa acordó pagar también una penalización de US$1.000 millones y depositar otros US$400 millones como parte de un acuerdo para poder seguir operando en EE.UU.
Las firmas tecnológicas chinas podrían ser tratadas de manera injusta y "convertirse en víctimas de la guerra comercial de Trump", indicó un diario de Beijing.
"Esa ley proveerá herramientas adicionales para combatir las prácticas de inversión depredadoras que amenazan nuestro liderazgo clave en tecnología", declaró Trump.
La medida marca otra escalada del conflicto comercial de Trump con China, que amenaza con agitar a los mercados financieros y afectar el crecimiento mundial.
A medida que los casos globales de COVID-19 continúan aumentando, es crucial que los dos gobiernos trabajen juntos para terminar pronto con esta crisis de salud mundial.