Hong Kong

Hong Kong

La idea (de Beijing) es obligar a las redes sociales y a los servicios de mensajería a suprimir contenidos que puedan 'poner en peligro la seguridad nacional'.