IPO

IPO

Obstaculizada por una pequeña base de inversores minoristas, SGX ha luchado por capturar grandes OPI regionales, pero a medida que las nuevas empresas del sudeste asiático comienzan a atraer la atención global la bolsa local está detectando una oportunidad.
El objetivo central de la propuesta del gobierno de la capital china es recuperar el control sobre una de sus corporaciones más grandes, y particularmente sobre los datos que posee.
Las empresas atribuyen el cese de las OPI a una investigación de la Comisión Reguladora de Valores de China sobre intermediarios como el bufete de abogados Tian Yuan Law Firm, China Dragon Securities Co y CAREA Assets Appraisal Co.
Inversionistas del continente asiático están mirando mas allá de las firmas chinas, luego de que Beijing pusiera reparos regulatorios a las salidas a bolsa de sus firmas. Kakao, en Corea del Sur, y Bukalapak, en Indonesia, son solo dos ejemplos. ¡Grab, hazte a un lado!
Guangdong también explorará el establecimiento de un "centro aduanero" de datos para revisar y supervisar los datos que cruzan las fronteras, dijo el gobierno provincial en un aviso en su sitio web.
La eliminación de la aplicación de Didi, que no afecta a los usuarios existentes, se produce días después de que la firma hiciera su debut comercial en la Bolsa de Valores de Nueva York en una oferta pública inicial que recaudó US$ 4.400 millones.
Los recursos levantados por la operación serán utilizados para invertir en tecnología, crecer su negocio fuera de China y lanzar nuevos productos. Sería la mayor salida a Bolsa de una empresa china en Estados Unidos, después de Alibaba.
Un total de 29 ofertas públicas iniciales de empresas chinas en los Estados Unidos en los primeros seis meses del año recaudaron US$ 7.600 mil millones. Solo la IPO de Didi podria alcanzar US$ 4.000 millones.
El regulador del mercado de China, la Administración Estatal de Regulación del Mercado (SAMR), está investigando si Didi utilizó alguna práctica competitiva que eliminó injustamente a rivales más pequeños.
El mercado de OPI de Corea del Sur tiene similitudes con una lotería. Los inversores minoristas generalmente terminan comprando solo después de que las acciones se cotizan.
A medida que billones de dólares bloqueados por la OPI regresan al mercado, los inversores que buscan un lugar para colocar ese efectivo han llevado a empresas chinas de comercio electrónico como Meituan y JD.com a niveles récord esta semana.
Analistas creen que Ant tendrá que cumplir con las reglas que imponga el gobierno chino y revelar su impacto financiero para seguir adelante con sus planes de cotizar en Shanghai y Hong Kong.
Legisladores estadounidenses, republicanos y demócratas, comparten las preocupaciones sobre el abuso de las habilidades tecnológicas de China y sobre sus inversionistas. Esta tendencia podría continuar, incluso si las tensiones sobre temas como el comercio y el futuro de Hong Kong disminuyeran.
El gigante de la tecnología financiera cotizará en el mercado STAR de estilo Nasdaq de Hong Kong y Shanghai el jueves luego de su OPI récord de US$ 37 mil millones, un valor de oferta equivalente al PIB de Gran Bretaña.
Los inversores se apresuran a comprar la firma china de tecnología financiera de rápido crecimiento, que opera la plataforma de pagos más grande del país y otros servicios financieros, a pesar de los riesgos de un mayor escrutinio en el país y en el extranjero.
La medida se produce cuando los partidarios de la línea dura de China en la administración Trump buscan enviar un mensaje para disuadir a los inversores estadounidenses de participar en la oferta pública inicial de Ant.
La movida se produce en el contexto de una serie de empresas chinas que buscan reconsiderar sus cotizaciones en las bolsas estadounidenses en medio de las crecientes tensiones entre ambas naciones.
Alipay está controlada por el propio gigante chino de la tecnología financiera, por lo que el acuerdo sin precedentes, que deja al margen a los bancos y las corredurías, destaca la influencia de Ant en las ventas en línea y amenaza con interrumpir los modelos tradicionales de venta de fondos.
Existe una demanda insaciable de nuevas cotizaciones de acciones de los inversores minoristas de Corea del Sur, conocidos como "hormigas", porque los esfuerzos de estímulo del gobierno para impulsar la economía después de la crisis del coronavirus han inundado los mercados con efectivo.
El regulador de valores de China dio luz verde a Ninebot a última hora del martes para que cotizara en el mercado STAR al estilo Nasdaq de Shanghai, convirtiéndola en la primera empresa con una estructura VIE en vender certificados de depósito chinos (CDR).
Obstaculizada por una pequeña base de inversores minoristas, SGX ha luchado por capturar grandes OPI regionales, pero a medida que las nuevas empresas del sudeste asiático comienzan a atraer la atención global la bolsa local está detectando una oportunidad.