IPO

IPO

El mercado de OPI de Corea del Sur tiene similitudes con una lotería. Los inversores minoristas generalmente terminan comprando solo después de que las acciones se cotizan.
A medida que billones de dólares bloqueados por la OPI regresan al mercado, los inversores que buscan un lugar para colocar ese efectivo han llevado a empresas chinas de comercio electrónico como Meituan y JD.com a niveles récord esta semana.
Analistas creen que Ant tendrá que cumplir con las reglas que imponga el gobierno chino y revelar su impacto financiero para seguir adelante con sus planes de cotizar en Shanghai y Hong Kong.
Legisladores estadounidenses, republicanos y demócratas, comparten las preocupaciones sobre el abuso de las habilidades tecnológicas de China y sobre sus inversionistas. Esta tendencia podría continuar, incluso si las tensiones sobre temas como el comercio y el futuro de Hong Kong disminuyeran.
El gigante de la tecnología financiera cotizará en el mercado STAR de estilo Nasdaq de Hong Kong y Shanghai el jueves luego de su OPI récord de US$ 37 mil millones, un valor de oferta equivalente al PIB de Gran Bretaña.
Los inversores se apresuran a comprar la firma china de tecnología financiera de rápido crecimiento, que opera la plataforma de pagos más grande del país y otros servicios financieros, a pesar de los riesgos de un mayor escrutinio en el país y en el extranjero.
La medida se produce cuando los partidarios de la línea dura de China en la administración Trump buscan enviar un mensaje para disuadir a los inversores estadounidenses de participar en la oferta pública inicial de Ant.
La movida se produce en el contexto de una serie de empresas chinas que buscan reconsiderar sus cotizaciones en las bolsas estadounidenses en medio de las crecientes tensiones entre ambas naciones.
Alipay está controlada por el propio gigante chino de la tecnología financiera, por lo que el acuerdo sin precedentes, que deja al margen a los bancos y las corredurías, destaca la influencia de Ant en las ventas en línea y amenaza con interrumpir los modelos tradicionales de venta de fondos.
Existe una demanda insaciable de nuevas cotizaciones de acciones de los inversores minoristas de Corea del Sur, conocidos como "hormigas", porque los esfuerzos de estímulo del gobierno para impulsar la economía después de la crisis del coronavirus han inundado los mercados con efectivo.
El regulador de valores de China dio luz verde a Ninebot a última hora del martes para que cotizara en el mercado STAR al estilo Nasdaq de Shanghai, convirtiéndola en la primera empresa con una estructura VIE en vender certificados de depósito chinos (CDR).
El megaproyecto que lleva adelante la firma sería una ciudad sustentable situada en la periferia del centro de la ciudad de Kuala Lumpur. La obra se anunció inicialmente en 2011, se desechó en 2017 y se restableció en abril del año pasado.
Con más de 800 empresas cotizando a aproximadamente 60 veces las ganancias en promedio, en comparación con las 38 del Nasdaq, analistas advierten sobre riesgos de burbujas.
El sello detrás de BTS, Big Hit también vende contenido secundario que incluye merchandising basado ​​en los artistas que representa, incluida la edición BTS de los teléfonos inteligentes Samsung Electronics y los productos Starbucks.
En un momento de crecientes tensiones sobre el comercio, la tecnología y la propagación del nuevo coronavirus, las medidas representan el último punto crítico en la relación financiera entre las dos economías más grandes del mundo.
Beijing busca ayudar al ejército de pequeñas empresas del país a acceder rápidamente al capital, a pesar del impacto a corto plazo del virus en la confianza empresarial.
La operación podría ser una de las más grandes en años en la industria del entretenimiento del país, y se espera que su valoración total sea tan alta como US $ 5 mil millones.
Creado en 2007, PSBC construyó su negocio sobre una base masiva de clientes en las zonas rurales de China gracias a su matriz estatal China Post Group Corp, que opera servicios postales.
Debido a que la empresa de cartera WeWork está reduciendo su OPI y las valoraciones de otras inversiones clave caen, la firma japonesa lucha por atraer inversiones a un segundo fondo.
WeWork es una apuesta fundamental para el Vision Fund de SoftBank, que después de gastar la mayor parte de su primer fondo de US$ 100 mil millones está recaudando recursos para un segundo fondo.
El mercado de OPI de Corea del Sur tiene similitudes con una lotería. Los inversores minoristas generalmente terminan comprando solo después de que las acciones se cotizan.