Joko Jokowi Widodo

Joko Jokowi Widodo

El gobierno ha estado luchando por recaudar más ingresos para financiar su presupuesto, a medida que la pandemia del COVID-19 afecta a casi todos los sectores empresariales.
El gobierno de Jokowi prepara un parque industrial de 4.000 hectáreas, en Brebes, Java Central, principalmente dirigido a las cadenas de suministro que se trasladen fuera de China. 
El principal operador aeroportuario del país prevé cerca de 60 vuelos diarios en Yakarta hacia diferentes destinos nacionales antes de las vacaciones de Eid al-Fitr que comienzan este fin de semana.
A pesar de las restricciones sociales programadas hasta fines de mayo, las personas menores de 45 años pueden regresar a trabajar en sectores designados como estratégicos.
Ministro de finanzas informó que 2 millones de personas habían perdido sus empleos en las últimas seis semanas en la mayor economía del sudeste asiático.
El presidente Joko Widodo ha resistido la presión de una prohibición total del éxodo del Ramadán, conocido en Indonesia como "mudik", citando la tradición y los factores económicos.
El país musulmán confirmó 40 muertes más y su número de decesos representa casi la mitad de las más de 590 en el sudeste asiático. Los infectados son más de 3 mil.
El gobernador de Yakarta y algunos expertos en salud pública sospechan que la cantidad de infecciones y muertes en la capital se debe a las pocas pruebas realizadas para detectar la enfermedad.
Expertos indican que el gobierno del presidente Joko Widodo ha tardado en adoptar medidas similares a las de otros países para frenar la propagación del virus. Contagios podrían ser 80 mil.
El país suspendió todas las llegadas extranjeras el martes después de que un estudio mostró que más de 140.000 personas podrían morir por el virus sin una acción más dura.
El país representa casi la mitad de las 250 muertes reportadas en el sudeste asiático, pero algunos funcionarios y expertos creen que la falta de pruebas ha enmascarado la magnitud del brote.
La nación ha confirmado 514 casos del virus y 48 muertes, concentradas principalmente en Yakarta, cuyo gobernador admitió el viernes que el personal médico ya se estaba "estirando demasiado".
Cruz roja indicó que el país de 260 millones solo había evaluado a 1.592 personas, muy por debajo de muchos de sus vecinos mucho más pequeños. Hasta hoy tiene 309 y 25 muertes.
Las medidas incluyen una reducción gradual en la tasa de impuestos corporativos del nivel actual del 25% al ​​20%, así nuevas reglas para gravar los pagos electrónicos. ¿Será suficiente?
El presidente Widodo ordenó a la policía tomar medidas enérgicas contra las personas que acaparan máscaras faciales para vender a un precio más alto.
El país con mayor población musulmana del mundo, está experimentando un mayor conservadurismo que incluye una creciente hostilidad estatal y pública contra la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero.
El proyecto de ley "Creación de empleo" incluye propuestas para relajar la necesidad de que las empresas realicen estudios ambientales y flexibilice las normas sobre minería del carbón.
Indonesia ha tratado de estimular la economía en 2019, con el presidente Jokowi delineando planes de crecimiento significativos después de asegurar un segundo mandato.
“Muchas de las víctimas mayores han muerto o están comenzando a morir. No tienen ánimo de venganza, solo quieren que se restauren sus nombres ", recuerda un activista sobre los asesinatos de 1965.
Además, el gobierno ha tratado de incentivar la inversión con una propuesta para reducir la tasa del impuesto a las ganancias corporativas, actualmente la más alta del sudeste asiático, en un 30%.
El gobierno ha estado luchando por recaudar más ingresos para financiar su presupuesto, a medida que la pandemia del COVID-19 afecta a casi todos los sectores empresariales.