Li Keqiang

Li Keqiang

El gobierno garantizará que la emisión por parte de China de nuevos préstamos denominados en yuanes y el financiamiento social total en 2020 supere el total del año pasado.
El gobierno está presionando a las empresas y fábricas para que vuelvan a abrir, a medida que lanza un estímulo fiscal y monetario para estimular la recuperación de lo que se teme que será una contracción económica absoluta este trimestre.
Se anunciarán políticas favorables relacionadas con la importación de equipos para uso propio, impuestos sobre ingresos corporativos y ofertas de terrenos.
El PMI de mayo se pronostica en 49.9. Eso es inferior a la lectura de abril de 50.1, y por debajo de la marca de 50 puntos que separa la expansión de la contracción.
Aunque los recortes reducirían los ingresos fiscales, impulsarían la inversión y la confianza de las empresas, lo que a su vez crearía empleo y crecimiento económico, apuesta el gobierno.
Primer ministro, Li Keqiang, anunció plan donde se reduce el IVA en las manufacturas y otras industrias de 16 a 13%, y para transporte, construcción y otras industrias de 10 a 9% desde abril.
El banco central evitará los riesgos de condiciones monetarias demasiado estrictas, así como para promover un crecimiento razonable en el crédito y la financiación social.
Se está movilizando a las instituciones financieras para brindar más apoyo a las empresas privadas, mediante bonos y préstamos bancarios.
Los manufactureros dentro de las zonas tendrán permitido aceptar pedidos de compañías domésticas afuera de las zonas. Ciertos respuestas ya no necesitarán de licencias de importación.
El Consejo de Estado anunció recortes de impuestos que reducirían los costos de las empresas este año en más de US$6.590 millones.
Los tres gigantes de Asia revisarán temas de cooperación regional, además de sostener una cumbre empresarial.
El PIB chino se expandió en 6,7% el año pasado, la menor tasa en 26 años, y el Gobierno prevé un crecimiento de 6,5% para el 2017.
Las declaraciones fueron hechas tras una reunión en Pekín con jefes de organismos globales como la directora gerente del Fondo Monetario Internacional.
"Nuestros esfuerzos en conservación de energía y control de emisiones solo van a ser cada vez más fuertes, nunca se debilitarán", afirmó ministro.
El gobierno garantizará que la emisión por parte de China de nuevos préstamos denominados en yuanes y el financiamiento social total en 2020 supere el total del año pasado.