Migrantes

Migrantes

La increíble ola de contagios por coronavirus dejó al descubierto la situación de marginación de los trabajadores migrantes en la ciudad-estado. El gobierno quiere integrarlos a la sociedad, llamando a la ciudadanía a cambiar su mentalidad.
Solo alrededor del 17% de la fuerza laboral de Singapur trabaja actualmente en el sitio para mantener servicios esenciales y soporte para las cadenas de producción y conectividad global.
Al menos medio millón de trabajadores migrantes han quedado desempleados como resultado de la crisis del coronavirus, estima el Grupo de Trabajo Migrante, MWG.
La tasa general de desempleo aumentó a 2,4% desde 2.3%, según mostraron los datos del Ministerio de Recursos Humanos el miércoles, la tasa más alta desde la crisis financiera mundial de 2009.
La nación de 5.7 millones de personas tiene casi 15.000 infecciones confirmadas, en gran parte debido a infecciones en alojamientos que albergan a más de 300.000 trabajadores, en su mayoría del sur de Asia.
La ciudad-estado reportó 1.111 nuevos casos de coronavirus este martes, con un total de infecciones de 9.125, luego de un salto diario récord de 1.426 casos el lunes.
Hasta 10 millones de migrantes trabajan en Malasia, Singapur y Tailandia: servidumbre por deudas, la supervisión estatal limitada y prácticas laborales sin escrúpulos los hacen vulnerables a los abusos.
La increíble ola de contagios por coronavirus dejó al descubierto la situación de marginación de los trabajadores migrantes en la ciudad-estado. El gobierno quiere integrarlos a la sociedad, llamando a la ciudadanía a cambiar su mentalidad.