moneda

moneda

El PIB de abril-junio disminuyó 16,5%, la mayor caída desde 1981. Se suma así a Singapur y Corea del Sur. La demanda interna y la inversión empresarial se vieron severamente afectadas por la pandemia.
El Banco Central tailandés sigue preocupado por la fortaleza del baht y está listo para intervenir, lo que debería limitar el alza de la moneda en los próximos meses. Se espera el Banco de Indonesia ofrezca más apoyo con un recorte de tasas en septiembre.
La apreciación de otras monedas, como el dólar australiano, en la cartera de inversiones del Banco Central también contribuyó a dicho aumento al convertir esos activos en dólares estadounidenses, informó el Banco Central.
La formación bruta de capital, o las inversiones totales hacia capital fijo en el país, cayeron un 7% en el trimestre de marzo, un mínimo de siete años, y los analistas esperan un mayor deterioro debido a la pandemia.
La moneda india podría debilitarse aún más durante la semana, pero se espera que el banco central intervenga y venda dólares para evitar pérdidas significativas en la unidad local.
Singapur advirtió que la epidemia afectará el crecimiento, justo cuando su economía mostraba signos de recuperación del crecimiento más débil del año pasado en una década.
Un alto funcionario del Banco de China dijo que, a corto plazo, los choques externos jugarán un papel al influir en los movimientos del yuan.
El PIB de abril-junio disminuyó 16,5%, la mayor caída desde 1981. Se suma así a Singapur y Corea del Sur. La demanda interna y la inversión empresarial se vieron severamente afectadas por la pandemia.