Nagasaki

Nagasaki

Las muertes y la devastación de dos ciudades japonesas hacia el final de la segunda Guerra no parecen hoy suficientemente fuertes como para impedir la proliferación nuclear en el mundo.
Durante casi 50 años, Tanaka se ha pronunciado a favor del desarme nuclear con la esperanza de que sus experiencias como testigo de una de las dos únicas bombas nucleares que se utilizarán en un conflicto sirvan para poner fin a su uso potencial.
Las muertes y la devastación de dos ciudades japonesas hacia el final de la segunda Guerra no parecen hoy suficientemente fuertes como para impedir la proliferación nuclear en el mundo.