NHK

NHK

El primer ministro Shinzo Abe dijo que los centros urbanos de Tokio y Osaka y otras seis prefecturas permanecerán bajo restricciones, hasta que haya una contención convincente del coronavirus.
El laboratorio Gilead había solicitado una aprobación de vía rápida en Japón recién el lunes. El ministro de salud dijo que si una junta revisora especial diera su consentimiento, planeaban aprobarlo de inmediato.
De todos modos, la tercera economía más grande del mundo pondría fin antes a las restricciones de acuerdo con las recomendaciones que hará un panel de expertos el próximo 14 de este mes.
La emergencia expirará ahora el 6 de mayo, pero Abe dijo que la situación sigue siendo difícil y que se necesita una mayor cooperación de los ciudadanos japoneses, aunque tomaría una decisión final el 4 de mayo después de consultar con expertos.
Abe amplió la emergencia en todo el país el 16 de abril para reducir los viajes durante las vacaciones de la Semana Dorada, cuando muchos japoneses suelen visitar sus ciudades natales o hacer otros viajes.
Bridgestone tiene un total de 15 plantas localmente, la mayoría de las cuales fabrica neumáticos u otros productos de caucho. El cierre se produce cuando la nación ve aumentar los contagios a 10 mil casos.
La rápida propagación del contagio en el país está afectando gravemente a los hospitales en la capital, Tokio, en Osaka y algunas otras prefecturas; expertos llaman a una acción rápida.
El domingo el país confirmó el domingo 68 nuevos casos solo en Tokio, un aumento diario récord para la capital, llevando el recuento general del país a más de 1.800 infecciones, con 55 muertes.
Se espera que Trump y Abe logren un acuerdo sobre aranceles agrícolas y comercio digital cuando se reúnan en Nueva York esta semana, durante la asamblea general de la ONU.
Japón adoptó la "Ley de protección de la eugenesia" en 1948 mientras luchaba con la escasez de alimentos y la reconstrucción de una nación asolada por la guerra.
El primer ministro Shinzo Abe dijo que los centros urbanos de Tokio y Osaka y otras seis prefecturas permanecerán bajo restricciones, hasta que haya una contención convincente del coronavirus.