Nikkei

Nikkei

Con el aumento de la tasa de infección mundial de la epidemia y los expertos sugiriendo que una vacuna está muy lejos, se han planteado dudas sobre las posibilidades de celebrar el gran evento el próximo año.
El índice de gerentes de compras de fabricación de Nikkei subió a 55.3 el mes pasado desde 52.7 en diciembre: fue la lectura más alta desde febrero de 2012.
El sólido crecimiento de la demanda se produjo a pesar de que los precios de producción aumentaron a la tasa más rápida en casi tres años y la inflación de los costos de insumos alcanzó un máximo de 13 meses.
La guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo y una desaceleración global relacionada están perjudicando la producción y las exportaciones en Japón.
Washington busca la pronta apertura del sector agrícola de Japón, mientras que este país pide la abolición de aranceles sobre los productos industriales como las piezas de automóviles.
La participación tenía un valor de casi US$ 2.500 millones a mitad de semana. Las acciones de Hitachi Chemical subieron casi un 10% el jueves, luego de que trascendiera la posible venta.
La plataforma adquirirá a la empresa estadounidense de mapas Ushr, ya que busca una posición más fuerte para desafiar a los rivales chinos de Alphabet
El avance se generó luego de que Beijing y Washington acordaron el fin de semana, durante la cumbre del G-20 en Argentina, detener los aranceles mutuos.
Las acciones de los exportadores treparon tras las fuertes pérdidas del lunes.
El Nikkei cerró con un avance de 1,1%, a 21.788,14 puntos, rompiendo una racha bajista de cuatro días consecutivos.
Los inversores estaban nerviosos antes del viernes, cuando se prevé que entren en vigor aranceles de Estados Unidos sobre importaciones chinas.
El promedio de acciones de Nikkei cerró con una baja de 0,31%, a 21.717,04 unidades, después de llegar a cotizar a 21.604,18 unidades.
El promedio referencial Nikkei ganó un 0,3%, a 22.878,35 unidades, su nivel de cierre más alto desde el 22 de mayo.
Las acciones de Shangai han declinado un 1,39% este mes, en tanto que el promedio de acciones de Nikkei subió un 0,5%, a 22.804,04 unidades.
En la semana, el índice perdió un 2,1%, su primer declive semanal en nueve semanas.
El Nikkei cerró con un avance de 1,16%, a 22.758,48 unidades, después de llegar a operar en 22.769,16 unidades, su nivel más alto desde el 5 de febrero.
Los títulos de Toyota Motor ganaron un 2,3%, lo que contribuyó a impulsar al Nikkei, que cerró con 22.497,18 puntos.
El promedio industrial cerró con pocos cambios, a 22.467,16 unidades, tras operar a la baja en las primeras operaciones.
En tanto que el promedio de acciones japonesas Nikkei bajó a mínimos desde mediados de octubre, en su cuarta jornada seguida de pérdidas.
El referencial Nikkei terminó la sesión con una baja de 0,4% a 21.154,17 puntos, su menor nivel al final de una jornada desde el 12 de octubre.
Con el aumento de la tasa de infección mundial de la epidemia y los expertos sugiriendo que una vacuna está muy lejos, se han planteado dudas sobre las posibilidades de celebrar el gran evento el próximo año.