Nikkei

Nikkei

Las acciones de Shanghái registraron este lunes su mayor caída diaria en 11 semanas, debido a las expectativas de una nueva ola de Ofertas Públicas Iniciales (OPIs).
El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen ganó un 0,5% a 3.976,95 puntos.
El Nikkei, que retrocedió durante parte del día, cerró con una ganancia de un 0,5% en 21.805,17 puntos.
Hay un gran optimismo en que el Congreso del Partido Comunista promoverá reformas para impulsar el crecimiento.
El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen subió un 0,3%.
El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón ganaba un 0,4% En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio repuntó un 1,1%
Para el trimestre, el índice MSCI de acciones asiáticas se encamina a una ganancia de un 4,7%.
En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 0,3%, presionado por la fortaleza del yen.
El Nikkei avanzó un 0,5% a 20.397,58 puntos después de sumar un 1,9% la semana pasada y de alcanzar un máximo en dos años de 20.481,27 unidades.
En Japón, el índice Nikkei saltó un 2,0% a 20.299,38 puntos, su nivel de cierre más alto desde agosto del 2015.
En la semana, el índice suma un avance de 3,3%, su mayor ganancia semanal desde noviembre del año pasado.
El índice Nikkei bajó un 0,3%o a 19.807,44 unidades mientras que el índice amplio Topix perdió un 0,3%a 1.632,13 unidades.
En Tokio, el referencial llegó a ceder hasta 19.354,59 unidades, su nivel más bajo desde el 29 de agosto.
El referencial, que ha perdido un 1,2% en agosto, pasó por debajo de su promedio de movimiento en 200 días por primera vez desde noviembre.
El referencial cayó por quinto día seguido para marcar su racha más larga de pérdidas desde abril del 2016.
Es poco probable que el rebote indique un cambio rápido en la economía india, que se contrajo a su ritmo más pronunciado registrado de 23,9% anual el trimestre pasado.