PIB

PIB

El Índice de Gerentes de Compras de Manufactura Nikkei, aumentó a 30.8 el mes pasado desde el mínimo histórico de abril de 27.4, todavía muy por debajo de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.
Aunque modesta, la lectura de mayo fue la más alta desde enero, impulsada por un fuerte aumento en la producción a medida que las empresas volvieron a trabajar y aprobaron los pedidos pendientes. Las cadenas de suministro también se estabilizaron después de interrupciones masivas a principios de año.
El impacto total del bloqueo en la fabricación y los servicios se hará más evidente en el trimestre de junio. Goldman Sachs ha pronosticado una contracción del 45% respecto al año anterior.
En los primeros cuatro meses de este año, la producción industrial aumentó un 7,68% respecto al año anterior y la producción de los fabricantes creció un 8,23%.
El nuevo paquete de US$ 23.250 millones, presentado por su ministro de finanzas en el parlamento, lleva el apoyo de la ciudad-estado para hogares y empresas a casi el 20% de su PIB.
Petronas señaló condiciones de mercado "sin precedentes" como resultado de una combinación de severa destrucción de la demanda por la pandemia y un exceso del mercado mundial del petróleo.
El lunes, Tailandia informó que su economía se contrajo un 1,8% en el primer trimestre respecto al año anterior, y un 2,2% desde el trimestre de diciembre.
La tercera economía mundial podría recudirse un 22,0% en el trimestre actual. La última vez que Japón sufrió una recesión fue en la segunda mitad de 2015.
Además, el gobierno establecerá dos fondos de deuda y capital por valor de US $ 9.300 millones para apoyar a empresas y contribuirá a los fondos de seguridad social de los trabajadores durante tres meses.
Se estima que producto interno bruto disminuya en 1,5% en enero-marzo respecto al año anterior, la primera contracción desde el tercer trimestre de 2009, durante la crisis financiera mundial.
La segunda economía más grande del sudeste asiático puede haberse contraído al menos un 5% en el primer trimestre y podría reducirse entre un 3% y un 5% en todo 2020, el peor año desde la crisis asiática.
Es probable que el próximo 18 de mayo el PIB muestren que la tercera economía más grande del mundo se contrajo un 4.6% anualizado en enero-marzo, mostró este viernes un sondeo a 14 analistas.
La segunda economía más grande del sudeste asiático depende en gran medida de las exportaciones y el turismo. "Veremos una contracción más profunda en el segundo trimestre", reconoció el BOT.
Se espera que el crecimiento vuelva al 15,8% en el primer trimestre de 2021, debido en parte a la base muy débil que se acaba de informar para el primer trimestre de este año.
El nuevo plan de endeudamiento aumentará la deuda pública al 51,84% del PIB en el año fiscal actual y al 57,96% en el próximo año fiscal, anunciaron las autoridades.
La capital de la provincia de Wuhan, el origen del brote, representa casi el 10% de los vehículos fabricados en China y alberga a cientos de proveedores de piezas.
La disminución de las exportaciones se acrecentó en marzo, liderada por automóviles y semiconductores, lo que sugiere que COVID-19 ha tenido un impacto negativo limitado en la fabricación, indica un reporte.
Sería el segundo recorte a la tasa de referencia de préstamos este año. La mayoría de los préstamos nuevos y pendientes se basan en el LPR, o tasa preferencial de préstamos.
Si ocurre, revertiría una expansión del 6% en el cuarto trimestre de 2019 y marcaría el primer descenso desde 1992, cuando comenzaron los registros oficiales trimestrales del producto interno bruto chino.
Aunque se espera que la propagación del virus afecte gravemente la economía global, el paquete gubernamental de estímulo de US$3.300 millones mitigará los efectos negativos de la economía local.
El PIB de abril-junio disminuyó 16,5%, la mayor caída desde 1981. Se suma así a Singapur y Corea del Sur. La demanda interna y la inversión empresarial se vieron severamente afectadas por la pandemia.