préstamos

préstamos

Los bancos indios, están luchando para aumentar su actividad crediticia a medida que una desaceleración en el consumo interno pesa sobre la demanda de crédito.
La decisión se produjo pocos días después de que China informara que su crecimiento del PIB del tercer trimestre se enfrió a un mínimo cercano a los 30 años.
Estas medidas están destinadas a desarrollar los mercados crediticios del país, y se producen en un momento en que el país enfrenta una crisis de liquidez entre denominados "bancos en la sombra".
La incorporación le permitirá al país sudamericano participar de sus iniciativas de financiamiento, y proyectos de conectividad que se desarrollarán en las próximas décadas entre América y Asia.
El banco central evitará los riesgos de condiciones monetarias demasiado estrictas, así como para promover un crecimiento razonable en el crédito y la financiación social.
Modi se enfrenta al descontento por las pérdidas del sector agrícola y las dudas generalizadas sobre sus políticas laborales: la cifra de desempleo llega al 6,1%, la más alta en 45 años.
Se esperaban nuevos préstamos por US$2.152 billones, rebotando desde el dato de febrero, de US$133.500 millones, que también fue más débil de lo esperado.
Impulsado por el aumento de los ingresos por exportaciones y los flujos de inversión, el valor de los depósitos en efectivo extranjeros en los bancos de China superó el billón de dólares por primera vez en abril, según muestran los datos oficiales.