Samsung

Samsung

El negocio surcoreano de Nissan también ha sufrido por la disputa con Japón y a los esfuerzos de Seúl para reducir la dependencia de su economía de las importaciones de ese país.
La medida tiene como objetivo cambiar su enfoque a la tecnología OLED, que esperan llegue a representar el 50% de los ingresos en 2021, frente al 30% que tuvo en 2018.
El episodio es el último problema legal para la firma, cuyo líder Jay Y. Lee está involucrado en juicios separados en un escándalo de corrupción que involucra a la ex presidenta Park Geun-hye.
El fabricante de teléfonos inteligentes más grande del mundo, dijo que ha vendido más de 1 millón de teléfonos 5G en Corea del Sur, lo que lo convierte en el modelo insignia más vendido de la compañía en el país.
La pugna con Corea del Sur ha alimentado la preocupación de que el control japonés sobre el nicho de mercado de las poliimidas fluoradas, los fotoprotectores y el fluoruro de hidrógeno podría aflojarse.
La guerra comercial con Japón podría presionar a la corte para que sea indulgente con Lee, dado el papel de Samsung en la economía, pero también podría ser perjudicial en la imagen financiera de la firma.
Los fabricantes de chips surcoreanos, afectados por los frenos de exportación japonesa, obtienen un poco de este material altamente tóxico de China y Corea del Sur.
La reducción en la fábrica de Huizhou se produce solo seis meses después de que Samsung dijera que cerraría su otra planta de teléfonos en China, en Tianjin,
Cala impartirá charlas y visitará las instituciones educativas que Samsung apoya, mientras que la compañía tecnológica coreana proveerá equipamiento y asesoría.
El regulador financiero de Corea del Sur acusó al grupo de biotecnología de Samsung Group de infringir las reglas contables antes de su inclusión en 2016.
"La compañía espera que aumente la demanda de los chips de memoria para productos de alta densidad, pero persistirán las incertidumbres en el entorno externo", dijo el gigante tecnológico en un comunicado.
El país está compitiendo con China, Estados Unidos y Japón para comercializar la tecnología de quinta generación, con miras a impulsar su crecimiento económico.
Una creciente ola de jóvenes surcoreanos abandonan puestos de trabajo de escritorio o "de cuello blanco" que se consideran estables, tratando de escapar del sistema chaebol.
Las ganancias netas fueron de US$7.600 millones para el período de octubre a diciembre de 2018, un descenso frente a los más de US$10.900 millones que había obtenido en 2017.
La gigante de la electrónica estaría delineando junto a la autoridad un sistema en cadena de bloques para evitar falsificaciones.
La cifra aumentó un 57% interanual y supuso un máximo histórico. También fue calificada como AAA+ por Brand Finance.
El mayor grupo empresarial de Corea del Sur planea crear puestos de trabajo y asegurar nuevas áreas de desarrollo en los próximos tres años.
La firma habría obligado a las operadoras a ofrecer subvenciones para iPhones, en desmedro de la libre competencia con otros proveedores.
Analistas esperan que las ventas del smartphone de Samsung caigan en el trimestre entre abril y junio, ya que los consumidores prefieren modelos más baratos.
Se sospecha que el ejecutivo ha estado implicado profundamente en el pago de los costes judiciales de DAS, fabricante sucoreano de repuestos para automóviles.
El negocio surcoreano de Nissan también ha sufrido por la disputa con Japón y a los esfuerzos de Seúl para reducir la dependencia de su economía de las importaciones de ese país.