satélite

satélite

Muchos países que utilizan los servicios de Beidou están involucrados en la iniciativa Belt and Road, liderada por China, para crear una moderna Ruta de la Seda de comercio e inversión.
El satélite recopila datos de 4.000 lugares entre las latitudes de 50 grados norte y 50 grados sur, y puede puede jugar un papel muy importante en el pronóstico del tiempo, ya que monitorea el mar.
El satélite fue el sexto desarrollado bajo el programa Satélite de Recursos de la Tierra China-Brasil que comenzó en 1988. Están diseñados para la observación de la Tierra desde la órbita para uso no militar.
El nuevo satélite meteorológico, cooperará con el ya en órbita Formosat-7 para recopilar datos meteorológicos, especialmente las condiciones relacionadas con los vientos de la superficie marina.
La nave no tripulada Chandrayaan-2 despegó desde un centro espacial en el sur de la India; el lanzamiento se retrasó durante una semana por un obstáculo técnico.
Reemplazará al FormoSat-3, que es la primera constelación de satélites combinada desarrollada con el propósito de recopilar datos meteorológicos, climáticos y de la ionósfera.
El satélite realizará observaciones meteorológicas sin restricciones geográficas o climáticas, lo que le permitirá a Taiwan obtener datos meteorológicos más precisos.
La propuesta es parte de una serie de acuerdos de cooperación firmados entre ambos países; también establece la eventual creación de un Centro de Excelencia en TIC.
Llamado CBERS-4A, con base en su nombre en inglés, China-Brazil Earth Resource Satellite-4A, será lanzado en la segunda mitad de 2019,
Ibuki-2, también conocido como GOSAT-2, medirá dióxido de carbono y otros gases de calentamiento global con mayor precisión que su antecesor, lanzado en 2009.
Queqiao se convertirá en el primer satélite de comunicaciones que opera en esa órbita.
Será utilizado para inspección de recursos terrestres, protección ambiental, supervisión de desastres, cálculo de rendimiento de cosechas y planificación urbana.
Permitirá estudios y levantamiento cartográfico, diagnóstico de suelos y hasta prevenir movimientos sismológicos.
Ofrecerá un servicio de geolocalización complementario del GPS norteamericano, con un nivel de precisión superior al actual.
Muchos países que utilizan los servicios de Beidou están involucrados en la iniciativa Belt and Road, liderada por China, para crear una moderna Ruta de la Seda de comercio e inversión.