Shenzhen

Shenzhen

La tercera economía más grande del sudeste de Asia está lidiando con una deuda de más de US$ 243 mil millones, atribuidos a la mala gestión del gobierno anterior.
Iniciativa conjunta de Airbus y la oficina municipal de comercio de Shenzhen introducirá una nueva dimensión en el sistema de transporte urbano: taxis voladores.
La compañía destina casi el 14% de sus ingresos anuales a investigación y desarrollo. El año pasado la firma tuvo ingresos por más de US$100.000 millones.
Medidas instauradas por la provincia de Guangdong permiten a empresas de la isla obtener derechos de franquicia y tratamiento igualitario con empresas locales.
Están presentes 800 unidades editoriales de todo el país, que exhiben más de un millón de libros.
El puerto planea reducir el tiempo de despacho aduanero de los barcos de carga en un tercio, mediante la simplificación de los procedimientos, entre otras medidas.
El interés en títulos líderes del país ha aumentado en forma sostenida antes de su inclusión en el índice MSCI.
Los precios de Pekín bajaron un 0,3 % tras registrar un aumento de un 0,2% el mes anterior, mostraron los datos.
En el evento toman parte 37 rectores y académicos de universidades de talla mundial de 16 países y regiones.
El gigante asiático ha recibido más de 100 nuevos aviones al año, lo que representa entre el 20 y el 25% de las entregas de la empresa en todo el mundo.
Las ganancias de las empresas industriales chinas subieron a su ritmo más lento en siete meses en noviembre, mientras que en Tokio un alza de los precios del crudo impulsó a los títulos vinculados al petróleo.
Llevaba dos años intentando vender tres Boeing 747 de Jade Cargo International, una compañía que quebró.
China Unicom reveló este jueves planes para vender más acciones a los inversionistas.
Hay un gran optimismo en que el Congreso del Partido Comunista promoverá reformas para impulsar el crecimiento.
El Nikkei avanzó un 0,5% a 20.397,58 puntos después de sumar un 1,9% la semana pasada y de alcanzar un máximo en dos años de 20.481,27 unidades.
En Japón, el índice Nikkei saltó un 2,0% a 20.299,38 puntos, su nivel de cierre más alto desde agosto del 2015.
En Tokio, el referencial llegó a ceder hasta 19.354,59 unidades, su nivel más bajo desde el 29 de agosto.
El referencial cayó por quinto día seguido para marcar su racha más larga de pérdidas desde abril del 2016.
El Nikkei bajó un 0,1% a 20.032,35 puntos, alejándose del máximo intradiario de 20.197,16 unidades que alcanzó en la mañana.
La tercera economía más grande del sudeste de Asia está lidiando con una deuda de más de US$ 243 mil millones, atribuidos a la mala gestión del gobierno anterior.