Shinzo Abe

Shinzo Abe

El país podría acoger a los residentes de Hong Kong empleados en el sector financiero u otras áreas especializadas, a medida que China adopta medidas para imponer una nueva legislación de seguridad.
La entidad mantuvo su punto de vista de que la tercera economía más grande del mundo se recuperará gradualmente a medida que la pandemia disminuya en la segunda mitad del año.
La firma confirmó las calificaciones crediticias soberanas A + a largo plazo y A-1 a corto plazo. Pero dijo que podría bajar las calificaciones si el crecimiento económico sigue siendo persistentemente bajo.
El Banco de Japón alivió la política monetaria durante dos meses consecutivos en abril, uniéndose a los esfuerzos del gobierno para amortiguar el golpe de la pandemia en una economía que ya está cayendo en una profunda recesión.
El plan de reactivación de Japón es del tamaño de la economía de Italia, pero aún no es suficiente para un segmento importante: pequeñas empresas que emplean al 70% de la fuerza laboral del país.
La medida le daría a Abe municiones para inyectar otra gran dosis de estímulo a una economía al borde de una profunda recesión a medida que la pandemia golpeó la demanda global y nacional.
El nuevo paquete lleva el gasto total de Japón para combatir las consecuencias del virus a US$ 2.18 billones, o alrededor del 40% del producto interno bruto.
"En el peor de los casos, puede existir la desafortunada posibilidad de volver a imponer el estado de emergencia si la velocidad de las infecciones aumenta nuevamente", advirtió Shinzo Abe.
La tercera economía mundial podría recudirse un 22,0% en el trimestre actual. La última vez que Japón sufrió una recesión fue en la segunda mitad de 2015.
El primer ministro Shinzo Abe dijo que los centros urbanos de Tokio y Osaka y otras seis prefecturas permanecerán bajo restricciones, hasta que haya una contención convincente del coronavirus.
Fujirebio, una subsidiaria del proveedor japonés de servicios de diagnóstico y pruebas de laboratorio Miraca Holdings, solicitó el mes pasado la aprobación del gobierno para su kit de antígeno.
Es probable que el próximo 18 de mayo el PIB muestren que la tercera economía más grande del mundo se contrajo un 4.6% anualizado en enero-marzo, mostró este viernes un sondeo a 14 analistas.
El laboratorio Gilead había solicitado una aprobación de vía rápida en Japón recién el lunes. El ministro de salud dijo que si una junta revisora especial diera su consentimiento, planeaban aprobarlo de inmediato.
De todos modos, la tercera economía más grande del mundo pondría fin antes a las restricciones de acuerdo con las recomendaciones que hará un panel de expertos el próximo 14 de este mes.
La emergencia expirará ahora el 6 de mayo, pero Abe dijo que la situación sigue siendo difícil y que se necesita una mayor cooperación de los ciudadanos japoneses, aunque tomaría una decisión final el 4 de mayo después de consultar con expertos.
Con el aumento de la tasa de infección mundial de la epidemia y los expertos sugiriendo que una vacuna está muy lejos, se han planteado dudas sobre las posibilidades de celebrar el gran evento el próximo año.
Abe amplió la emergencia en todo el país el 16 de abril para reducir los viajes durante las vacaciones de la Semana Dorada, cuando muchos japoneses suelen visitar sus ciudades natales o hacer otros viajes.
El jueves se había extendido la emergencia más allá de los principales centros de población, incluido Tokio, que estaban cubiertos cuando la medida se declaró por primera vez, el 7 de abril.
El gobierno respondió declarando una emergencia en Tokio y otras seis áreas, incluida Osaka, con el objetivo de reducir las interacciones entre las personas en un 70%.
El enfoque decidido de la gobernadora de Tokio respecto de la amenaza del patógeno contrasta con lo que los críticos dicen que es una respuesta tímida y lenta por parte de Shinzo Abe.
El país podría acoger a los residentes de Hong Kong empleados en el sector financiero u otras áreas especializadas, a medida que China adopta medidas para imponer una nueva legislación de seguridad.