Shinzo Abe

Shinzo Abe

Japón, como otras economías importantes, busca reactivar el crecimiento a través del gasto, ya que los bancos centrales se quedan rápidamente sin opciones de política monetaria.
La reunión se produce cuando las relaciones han caído a su punto más bajo en décadas después de que el tribunal superior de Corea del Sur ordenó el año pasado a las empresas japonesas que compensaran a algunos trabajadores forzados en tiempos de guerra.
El medio nipón Kyodo News informó el lunes que Corea del Sur y Japón estaban considerando un programa que involucrara a compañías de ambos países.
Las relaciones entre Tokio y Seúl se han deteriorado a su nivel más bajo en décadas desde que el máximo tribunal de Corea del Sur ordenó en octubre pasado a algunas empresas japonesas compensar a los coreanos obligados a trabajar en sus minas y fábricas en tiempos de guerra.
Lee Nak-yon, cuyo viaje está programado para el 22 y 24 de octubre, asistirá a la ceremonia de entronización del emperador japonés Naruhito.
El primer ministro Shinzo Abe celebró una reunión ministerial de emergencia y envió al ministro a cargo de la gestión de desastres a las áreas afectadas.
La firma hotelera es vista como un campo de batalla prominente en medio del impulso del primer ministro Shinzo Abe por una mayor transparencia y reforma.
Trascendió que Japón expresó su preocupación por firmar un acuerdo sin garantías de que Trump se abstendrá de imponer aranceles a las exportaciones automotrices niponas.
"Me gustaría estudiar cómo los desecharemos, no cómo retenerlos", dijo Shinjiro Koizumi respecto de los reactores nucleares en su primera conferencia de prensa.
La pugna con Corea del Sur ha alimentado la preocupación de que el control japonés sobre el nicho de mercado de las poliimidas fluoradas, los fotoprotectores y el fluoruro de hidrógeno podría aflojarse.
A Tokio le preocupa que Trump aún pueda imponer los aranceles o establecer restricciones de importación a los fabricantes de automóviles japoneses.
El acuerdo enfriaría una disputa comercial entre dos aliados, justo cuando se intensifica una guerra comercial entre Estados Unidos y China; algunos dicen que Tokio renunció demasiado.
Analistas de la industria esperan que una campaña de boicot intensificada perjudique aún más la demanda, a medida que crecen las tensiones diplomáticas.
Corea del Sur podría considerar revocar un pacto de intercambio de información militar como contramedida, una opinión planteada durante una reunión trilateral en Bangkok.
El gobierno surcoreano está "preparándose para varias opciones posibles" si Japón excluye a Corea de su lista preferente, dijo la ministra de Relaciones Exteriores.
El Banco de Japón mantuvo su objetivo de tipos de interés a corto plazo en el -0,1% y se comprometió a orientar el rendimiento de la deuda pública a 10 años en torno al 0%.
El país reanudaría la caza comercial de ballenas el 1 de julio, lo que ha generado una condena mundial, pero es algo que el primer ministro intenta defender y hasta revivir.
Un informe encargado por el gobierno determinó que una pareja promedio de jubilados necesitaría US$185.000, además de sus pensiones, si vivieran durante 30 años tras su jubilación.
Bajo la ley nipona, el no defenderse puede hacer imposible que los fiscales demuestren una violación. Miles de mujeres han sufrido en silencio y se espera un cambio.
En una evaluación que combina lecturas como producción industrial, empleo y ventas minoristas, el gobierno describió el estado de la economía como “empeorando”.
Japón, como otras economías importantes, busca reactivar el crecimiento a través del gasto, ya que los bancos centrales se quedan rápidamente sin opciones de política monetaria.