Shinzo Abe

Shinzo Abe

La dramática escalada de la lucha de Japón contra el virus sigue a las crecientes críticas de lo que se ha visto como una respuesta tibia del gobierno de Shinzo Abe.
Es probable que los efectos del brote se extiendan más allá de China, ya que se espera que la mayoría de las principales economías de la región se desaceleren significativamente.
Las exenciones beneficiarán a los fondos de cobertura extranjeros y a los administradores de activos de patrimonio, que poseen o invierten fuertemente en acciones japonesas, elemento clave de los "Abenomics".
Mandatario surcoreano propuso que los dos países trabajen juntos para resolver el problema de los trabajadores forzados en tiempos de guerra, y llamó a Japón "nuestro vecino más cercano".
"Mujeres de Confort" es un eufemismo para las miles de niñas y mujeres que se vieron obligadas a trabajar en los burdeles de Japón antes y durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Japón ocupó Corea.
El presupuesto para el año que comienza el 1 de abril marca un aumento del 1.2% con respecto al año en curso, impulsado por desembolsos récord para el bienestar y los gastos militares.
Japón, como otras economías importantes, busca reactivar el crecimiento a través del gasto, ya que los bancos centrales se quedan rápidamente sin opciones de política monetaria.
La reunión se produce cuando las relaciones han caído a su punto más bajo en décadas después de que el tribunal superior de Corea del Sur ordenó el año pasado a las empresas japonesas que compensaran a algunos trabajadores forzados en tiempos de guerra.
El medio nipón Kyodo News informó el lunes que Corea del Sur y Japón estaban considerando un programa que involucrara a compañías de ambos países.
Las relaciones entre Tokio y Seúl se han deteriorado a su nivel más bajo en décadas desde que el máximo tribunal de Corea del Sur ordenó en octubre pasado a algunas empresas japonesas compensar a los coreanos obligados a trabajar en sus minas y fábricas en tiempos de guerra.
Lee Nak-yon, cuyo viaje está programado para el 22 y 24 de octubre, asistirá a la ceremonia de entronización del emperador japonés Naruhito.
El primer ministro Shinzo Abe celebró una reunión ministerial de emergencia y envió al ministro a cargo de la gestión de desastres a las áreas afectadas.
La firma hotelera es vista como un campo de batalla prominente en medio del impulso del primer ministro Shinzo Abe por una mayor transparencia y reforma.
Trascendió que Japón expresó su preocupación por firmar un acuerdo sin garantías de que Trump se abstendrá de imponer aranceles a las exportaciones automotrices niponas.
"Me gustaría estudiar cómo los desecharemos, no cómo retenerlos", dijo Shinjiro Koizumi respecto de los reactores nucleares en su primera conferencia de prensa.
La pugna con Corea del Sur ha alimentado la preocupación de que el control japonés sobre el nicho de mercado de las poliimidas fluoradas, los fotoprotectores y el fluoruro de hidrógeno podría aflojarse.
A Tokio le preocupa que Trump aún pueda imponer los aranceles o establecer restricciones de importación a los fabricantes de automóviles japoneses.
El acuerdo enfriaría una disputa comercial entre dos aliados, justo cuando se intensifica una guerra comercial entre Estados Unidos y China; algunos dicen que Tokio renunció demasiado.
Analistas de la industria esperan que una campaña de boicot intensificada perjudique aún más la demanda, a medida que crecen las tensiones diplomáticas.
Corea del Sur podría considerar revocar un pacto de intercambio de información militar como contramedida, una opinión planteada durante una reunión trilateral en Bangkok.
Hombres, mayores de 50 años y con un pasado empresarial son los asesores, amigos y partidarios que pueden ayudar a Suga a enmarcar las políticas del nuevo gobierno, si gana las elecciones de su partido el próximo el lunes.