soja

soja

Brasil podría incrementar los envíos de artículos procesados ​​y de mayor valor agregado, incluyendo más proteínas animales, frutas y café, declaró el embajador chino en el país.
En 2015 una serie de desafortunados eventos ocasionaron que un embarque de soja paraguaya arribase a Taiwán en malas condiciones, situación que llevó a los comerciantes locales al cese de las compras del grano proveniente del país latinoamericano.
El país asiático también se ubicó como primer comprador de productos de carbonato y cloruro de litio, así como de camarones y langostinos, destacó el Instituto Nacional de Estadística y Censos.
Eso fue un 27% más que los 6,42 millones de toneladas en julio de 2019, pero menos que el récord de 10,51 millones de toneladas de soja importada del país sudamericano en junio.
Algunas trituradoras de soja chinas, que a principios de este año tuvieron que frenar las operaciones debido a la escasez de suministros, ahora luchan con inventarios abultados.
"No hay evidencia de que el coronavirus pueda ser transmitido por alimentos", dijo Marcos Amorim, miembro de ANEC, durante un seminario web organizado por la firma de abogados Mattos Engelberg.
Tailandia agregó el herbicida paraquat y el insecticida clorpirifos a su lista de sustancias más peligrosas el 1 de junio, citando la necesidad de proteger la salud humana.
La cámara de exportación argentina dijo que estaba trabajando con las empresas comerciales que representa y el gobierno "para satisfacer la demanda china actual y futura de cebada de alta calidad".
País habría hecho un ofrecimiento general de la capacidad gerencial de Taiwán para que los productos paraguayos de carne y soja puedan ganar más mercados del Asia, incluyendo China Continental.
China permitiría la importación de su harina de soya por primera vez luego de décadas de conversaciones. Ese acuerdo se formalizará en Buenos Aires este miércoles.
Las autoridades estadounidenses esperan que China compre grandes cantidades de soja como un gesto de buena voluntad, mientras que las dos partes negocian un acuerdo comercial.
Las primas portuarias de Brasil se dispararon un 70% desde el 16 de junio, alcanzando el nivel más alto desde noviembre de 2018.
Los envíos de soja estadounidense al principal importador de China se han desplomado desde que Beijing impuso un arancel del 25% hace más de un año.
Una compañía tuvo que rechazar una venta potencial a China porque no podía garantizar los niveles mínimos de proteína requeridos por el importador local. Gobierno llamó a la calma.
Si bien hay pocas esperanzas de un pronto acuerdo comercial, alrededor de 7 millones de toneladas de soja tendrán que ser enviadas a Beijing en los próximos meses.
Un total de 216.000 toneladas de granos, entre maíz, trigo, soja y girasol, llegaron hasta el puerto de Bahía Blanca para irse a países como Vietnam, Malasia y Corea del Sur.
Ministra de agricultura brasileña explicó que se debe al brote chino de peste porcina africana, el que amenaza y ofrece oportunidades para las exportaciones agrícolas del país.
Argentina y el Mercosur esperan que un acuerdo con Corea del Sur se convierta en una puerta de entrada de las exportaciones a la región del Asia Pacífico.
La oportunidad de vender la soja estadounidense a China se está achicando rápidamente porque los agricultores de Brasil ya han comenzado a cosechar.
Compañías estatales chinas habrían comprado al menos 500.000 toneladas de soja estadounidense, en transacciones valuadas en más de US$180 millones.
Brasil podría incrementar los envíos de artículos procesados ​​y de mayor valor agregado, incluyendo más proteínas animales, frutas y café, declaró el embajador chino en el país.