S&P

S&P

"Mientras la propagación del virus permanezca sin contención, los consumidores serán cautelosos al salir y el gasto y las empresas estarán bajo presión", dijo la entidad.
S&P redujo su pronóstico de crecimiento 2020 para China a 4.8% de la estimación previa de 5.7%. Japón recibiría un golpe de 0.5 puntos porcentuales y Corea un golpe de 1 punto porcentual.
El hito comercial se adelanta a las regulaciones que reducirán el contenido de azufre en los combustibles marinos a nivel mundial de 3.5% a 0.5% desde inicios de 2020.
La calificadora reafirmó además su calificación de crédito soberano no solicitada en "A+" a largo plazo y de "A-1" a corto plazo.
El ratio general de apalancamiento de China sigue aumentando pero a un ritmo ligeramente más lento.
Calificadora tomó la decisión tras concluir que la campaña de "reducción de riesgo" de Pekín impactó menos en el crecimiento del crédito que lo previsto.
La perspectiva estable refleja el hecho de que China mantendrá un sólido desempeño económico y mejorará su desempeño fiscal en los próximos tres a cuatro años.
La decisión probablemente esté determinada por la capacidad de China de distanciarse de una estrategia de crecimiento liderada por el crédito, basada en la inversión hacia una expansión más equilibrada y sustentable dirigida por el consumo doméstico.
"Mientras la propagación del virus permanezca sin contención, los consumidores serán cautelosos al salir y el gasto y las empresas estarán bajo presión", dijo la entidad.