Tata

Tata

La propuesta llega en un momento en que las ventas anuales de automóviles en India han caído a su nivel más bajo en una década debido a la pandemia que siguió a una desaceleración económica en 2019.
El principal exportador de software del país, marcan el inicio de lo que se espera sea otra temporada de ganancias sólidas para las empresas de TI de India gracias a contratos más amplios en campos que van desde la computación en la nube hasta la infraestructura de pago digital.
La crisis de salud global ha golpeado las ventas de los fabricantes de automóviles en todo el mundo. Tata estaba tratando de mejorar las ventas del Jaguar Land Rover en medio de una demanda débil y la incertidumbre relacionada con el Brexit.
"A partir de marzo, anticipamos que el desafío en el suministro de piezas continuará durante unas pocas semanas, antes de volver a la normalidad", indicaron desde Mahindra.
El grupo se ha enfrentado a revisiones antimonopolio anterormente: una investigación en 2019 encontró que las unidades de Tata Steel y otras firmas se coludieron sobre los precios de los rodamientos.
La desaceleración en el sector ha provocado recortes masivos de empleos, con estimaciones iniciales que sugieren que se han despedido a unos 350.000 trabajadores desde abril.
La propuesta llega en un momento en que las ventas anuales de automóviles en India han caído a su nivel más bajo en una década debido a la pandemia que siguió a una desaceleración económica en 2019.