Se estima que unos 18 millones de personas están atrapadas en trabajos forzados en India: una plantación de té en Kerala dirigido por antiguos trabajadores en condiciones de servidumbre busca dejar ese recuerdo atrás.
La Casa del Té Monzón paga a los locales para que recojan hojas de los árboles miang silvestres en el bosque para proteger el bosque y que éstos, a la vez, puedan ganarse la vida.
En el evento anual destacó el Pabellón de Centroamérica, y los países productores de café de Guatemala, Honduras y Nicaragua.
Por años un país de consumidores de té, ahora la isla está en una encrucijada por el gusto refinado de sus millennials.
En 2017 el país consumió 678.200 toneladas de té envasado, lo que lo convirtió en el mercado más grande del mundo para el producto.
La Junta de Té de la India informó ingresos por US$700 millones por la venta ese producto.
Se estima que unos 18 millones de personas están atrapadas en trabajos forzados en India: una plantación de té en Kerala dirigido por antiguos trabajadores en condiciones de servidumbre busca dejar ese recuerdo atrás.