Topix

Topix

El Nikkei cerró con un avance de 1,1%, a 21.788,14 puntos, rompiendo una racha bajista de cuatro días consecutivos.
Los inversores estaban nerviosos antes del viernes, cuando se prevé que entren en vigor aranceles de Estados Unidos sobre importaciones chinas.
El promedio de acciones de Nikkei cerró con una baja de 0,31%, a 21.717,04 unidades, después de llegar a cotizar a 21.604,18 unidades.
El promedio referencial Nikkei ganó un 0,3%, a 22.878,35 unidades, su nivel de cierre más alto desde el 22 de mayo.
Las acciones de Shangai han declinado un 1,39% este mes, en tanto que el promedio de acciones de Nikkei subió un 0,5%, a 22.804,04 unidades.
En la semana, el índice perdió un 2,1%, su primer declive semanal en nueve semanas.
El promedio industrial cerró con pocos cambios, a 22.467,16 unidades, tras operar a la baja en las primeras operaciones.
Terminó con una baja de 0,7%, a 21.244,68 puntos, su nivel de cierre más bajo desde mediados de octubre de 2017.
Bolsa de Tokio terminó la sesión con una baja de 0,2% a 22.868,71 puntos.
El índice Nikkei bajó un 0,3%o a 19.807,44 unidades mientras que el índice amplio Topix perdió un 0,3%a 1.632,13 unidades.
El Nikkei cerró con un avance de 1,1%, a 21.788,14 puntos, rompiendo una racha bajista de cuatro días consecutivos.