Toyota

Toyota

Los siete principales fabricantes de automóviles del país vendieron un total de 1,47 millones de vehículos el mes pasado, muy por debajo de 2,38 millones de unidades hace un año.
La firma japonesa tendría como objetivo restaurar los lazos con los distribuidores y actualizar las alineaciones para recuperar el poder de fijación de precios y la rentabilidad.
El año pasado, a pesar de que el mercado automotor general de China cayó un 8,2%, Toyota vendió 1,62 millones de automóviles Toyota y Lexus premium.
Las plantas pueden verse afectadas por posibles interrupciones en el suministro en China, ya que algunas siguen siendo incapaces de producir y transportar bienes, mientras otras permanecen cerradas.
El joint venture se llamará Prime Planet Energy and Solutions y desarrollará baterías prismáticas o cuadradas que estarán disponibles para cualquier fabricante de automóviles.
La nueva estrategia muestra cómo la compañía con sede en Kioto quiere desempeñar un papel más importante en la industria automotriz a medida que la producción de este tipo de vehículos despega.
Los fabricantes de automóviles de todo el mundo están luchando por escalar, gestionar costos e impulsar el desarrollo de vehículos autónomos, eléctricos y nuevos servicios de movilidad.
Llamada Wocen City (la ciudad tejida), será un ecosistema completamente conectado alimentado por celdas de combustible de hidrógeno.
La planta permitirá al fabricante de automóviles asegurar el crecimiento futuro para ayudarlo a "combatir la desaceleración de la demanda en el mercado automotriz global", dijo la firma.
Fabricantes de automóviles y gobierno están reduciendo sus objetivos de desarrollo después de accidentes fatales en modelos que han demostrado la complejidad de la tecnología.
La estrategia japonesa contrasta con la de General Motors, Volkswagen y otros que se centran en vehículos de pasajeros de tamaño normal, incluidos los SUV, para competir con el sedán Tesla Model 3 EV.
Defensores del hidrógeno la consideran la fuente de energía más limpia para autos disponibles y que con el tiempo y más infraestructura de reabastecimiento de combustible, ganará aceptación.
La firma apunta a tenerlos en hogares y hospitales para apoyar a una de las poblaciones que está envejeciendo más rápidamente en el mundo.
Analistas de la industria esperan que una campaña de boicot intensificada perjudique aún más la demanda, a medida que crecen las tensiones diplomáticas.
La medida busca acompañar el crecimiento de la marca en la región y desarrollar profesionales argentinos, con el objetivo de fortalecer toda su operación.
Las dos empresas proporcionarán soluciones de servicio de movilidad que contribuyen a la sociedad china, mediante la modalidad MaaS: Mobility as a Service.
El acuerdo entre ambos gigantes buscará dejar de lado su rivalidad y colaborar para reducir las emisiones de CO2 mediante la promoción del uso generalizado de estos vehículos limpios.
Ambas compañías se involucrarán en el desarrollo de vehículos eléctricos que sean atractivos para los clientes y para promover su adopción generalizada.
El viernes, Trump enojó a Toyota al declarar que algunos vehículos y piezas importados representaban una amenaza para la seguridad estadounidense.
Iniciativa es parte de los esfuerzos del fabricante japonés por compartir más tecnología con China en su intento de expandir sus negocios en el país.
Los siete principales fabricantes de automóviles del país vendieron un total de 1,47 millones de vehículos el mes pasado, muy por debajo de 2,38 millones de unidades hace un año.