Vehículos eléctricos

Vehículos eléctricos

Los fabricantes de automóviles de todo el mundo están luchando por escalar, gestionar costos e impulsar el desarrollo de vehículos autónomos, eléctricos y nuevos servicios de movilidad.
Con la excepción de Grab y Go-Jek, las naciones de la ASEAN están atrapadas en un embotellamiento de indecisión, estancadas por incentivos limitados y aferradas a las viejas costumbres.
La estrategia japonesa contrasta con la de General Motors, Volkswagen y otros que se centran en vehículos de pasajeros de tamaño normal, incluidos los SUV, para competir con el sedán Tesla Model 3 EV.
El presidente coreano lo consideró el combustible del futuro, pronosticando 850 mil vehículos a hidrógeno para 2030. Hasta ahora se han vendido solo 3.000
La batalla legal se produce después de que LG Chem demandó a SK Innovation en EE.UU. por presunto robo de secretos comerciales al contratar a ex empleados.
El liderazgo chino en el sector de la cadena de suministros de EV le da al país asiático una ventaja en la actual disputa comercial entre Estados Unidos y China, dijo una senadora estadounidense.
Bajo la modalidad de joint venture, se ensamblarán modelos smart eléctricos en China, cuyas ventas a nivel mundial comenzarán en el año 2022. 
La factoría, de más de US$7.000 millones, es el mayor proyecto manufacturero de inversión extranjera en la ciudad y el primero de Tesla fuera de Estados Unidos.
Se propondrán nuevos incentivos, junto con otros cobros, como impuestos aduaneros, impuestos a los bienes y servicios sobre las materias primas, afirma un reporte.
Nuevas normas exigen que los nuevos fabricantes de vehículos eléctricos tengan una capacidad de producción anual mínima de 100.000 unidades.
Se ubicará en el área de Lingang, junto con un centro de investigación y desarrollo de vehículos eléctricos.
Se vendieron 143.000 vehículos, pero con una caída del 83% en sus ganancias, respecto del año anterior.
Los consumidores están interesados en que estos vehículos tengan una autonomía de más de 300 kilómetros.
Es parte de la iniciativa Green Port, que fue anunciada a inicios de 2016.
La mayoría absoluta de los componentes de sus vehículos —más de 80%, incluido el motor eléctrico-se fabrican en el país. Las piezas importadas 'restantes', que son el controlador para el motor y las baterías, serán próximamente sustituidas por productos rusos.
Los fabricantes de automóviles de todo el mundo están luchando por escalar, gestionar costos e impulsar el desarrollo de vehículos autónomos, eléctricos y nuevos servicios de movilidad.