Xi Jinping

Xi Jinping

La segunda economía más grande del mundo aún está perdiendo fuerza, lo que subraya la necesidad urgente de más medidas de estímulo ante los efectos de la guerra comercial.
El vuelvo "verde" se da en momentos en que la iniciativa está recibiendo críticas internacionales por una supuesta campaña "para difundir la influencia china en el extranjero y para cargar a los países con una deuda insostenible".
"Las empresas chinas se han convertido en una de las principales fuentes de inversión para realizar las grandes obras de infraestructura que tanto necesita la Argentina", explica académico.
Moreno dijo que Ecuador está listo para participar activamente en la Iniciativa de la Franja y la Ruta y para ampliar la cooperación bilateral en diversas áreas.
"Tuvimos unas discusiones muy buenas con China. Estamos mucho más cerca de lograr algo", afirmó Trump. "Quieren alcanzar un acuerdo".
Global Times afirmó que los comentarios de Pompeo fueron "irrespetuosos", y agregó que Estados Unidos está tratando de "abrir una brecha" entre las relaciones chino-latinoamericanas.
El gigante asiático atraviesa un proceso de reestructuración a largo plazo, que desea potenciar fábricas de mayor valor, especialmente tecnológicas.
El país equilibrará mejor su prevención de riesgos financieros y apoyará a la economía real, manteniendo sus esfuerzos por reducir la deuda y prestando atención al ritmo e intensidad de éstos.
La más reciente medida de Trump, mientras Washington libra batallas comerciales en varios frentes, fue inesperadamente rápida y aguda.
Acuerdo de 22 puntos establece, por ejemplo, que la parte china importará más productos de granjas y ranchos bolivianos.
Hace dos semanas, las dos partes presentaron largas listas de exigencias a su contraparte y solo acordaron seguir hablando.
"Estaré hablando con mi amigo, el presidente Xi de China, esta mañana a las 8:30(..) sobre comercio y Corea del Norte", escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.
Los comentarios calmaron a los mercados y provocaron un alza del dólar ante la expectativa de un compromiso entre las dos mayores economías del mundo para evitar una guerra arancelaria.
Trump predijo el domingo que China eliminará sus barreras comerciales y expresó su optimismo de que ambas partes podrán resolver el problema a través de conversaciones.
Pekín podría apuntar a una amplia gama de empresas estadounidenses, desde la agricultura hasta aviones, autos, semiconductores e incluso servicios, si el conflicto comercial se agrava.
Liu reemplazará al actual presidente del BPC, Zhou Xiaochuan, de 70 años, quien asumió el cargo en 2002 y es el presidente del banco central con más años como tal.
"Es una realidad que la Ruta Marítima de la Seda va a llegar a Latinoamérica y ya hay algunos países, como Chile, que lo están aprovechando en gran medida", resaltó experto argentino.
El país asiático puede tener un rol clave de cara a la Undécima Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio.
La segunda economía más grande del mundo aún está perdiendo fuerza, lo que subraya la necesidad urgente de más medidas de estímulo ante los efectos de la guerra comercial.