Xi Jinping

Xi Jinping

Esta semana, el presidente de China, Xi Jinping, anunció planes para ser neutros en carbono para 2060 e instó al mundo a enfrentar el desafío. China produce el 29% de las emisiones globales de CO2, más que la UE y Estados Unidos juntos.
La política monetaria será más flexible y específica y su política fiscal será más proactiva, informaron medios estatales después de una reunión del Politburó presidida por el presidente Xi Jinping.
Beijing advirtió que tomaría represalias después de que esta semana le dieran 72 horas, hasta el viernes, para desalojar su consulado de Houston, e instó a los Estados Unidos a reconsiderarlo.
Existe temor de que los portadores sin síntomas puedan propagar el virus sin saberlo, especialmente a medida que las autoridades alivian los viajes a los puntos críticos anteriores en la epidemia.
El presidente chino Xi Jinping también dijo que espera que Estados Unidos tome medidas sustanciales para mejorar los lazos bilaterales, señalando que la cooperación entre sus países era la única alternativa
“La epidemia ha afectado a la producción y la demanda mundial de todas las maneras posibles, y los países deben aprovechar y coordinar sus políticas macroeconómicas y evitar que la economía mundial caiga en la recesión”, dijo Xi Jinping.
"Hablando en términos generales, el peak de la epidemia ha pasado para China", dijo el portavoz de la Comisión Nacional de Salud. "El aumento de nuevos casos está disminuyendo".
El ministro Paulo Guedes dijo que Brasil está buscando una integración más estrecha con China, su mayor socio comercial, no solo en comercio sino también en inversiones.
El objetivo establecido por Trump es duplicar los 24.000 millones de dólares que China empleó en productos agrícolas estadounidenses en 2017.
La segunda economía más grande del mundo aún está perdiendo fuerza, lo que subraya la necesidad urgente de más medidas de estímulo ante los efectos de la guerra comercial.
El vuelvo "verde" se da en momentos en que la iniciativa está recibiendo críticas internacionales por una supuesta campaña "para difundir la influencia china en el extranjero y para cargar a los países con una deuda insostenible".
"Las empresas chinas se han convertido en una de las principales fuentes de inversión para realizar las grandes obras de infraestructura que tanto necesita la Argentina", explica académico.
Moreno dijo que Ecuador está listo para participar activamente en la Iniciativa de la Franja y la Ruta y para ampliar la cooperación bilateral en diversas áreas.
"Tuvimos unas discusiones muy buenas con China. Estamos mucho más cerca de lograr algo", afirmó Trump. "Quieren alcanzar un acuerdo".
Global Times afirmó que los comentarios de Pompeo fueron "irrespetuosos", y agregó que Estados Unidos está tratando de "abrir una brecha" entre las relaciones chino-latinoamericanas.
El gigante asiático atraviesa un proceso de reestructuración a largo plazo, que desea potenciar fábricas de mayor valor, especialmente tecnológicas.
El país equilibrará mejor su prevención de riesgos financieros y apoyará a la economía real, manteniendo sus esfuerzos por reducir la deuda y prestando atención al ritmo e intensidad de éstos.
La más reciente medida de Trump, mientras Washington libra batallas comerciales en varios frentes, fue inesperadamente rápida y aguda.
Acuerdo de 22 puntos establece, por ejemplo, que la parte china importará más productos de granjas y ranchos bolivianos.
Hace dos semanas, las dos partes presentaron largas listas de exigencias a su contraparte y solo acordaron seguir hablando.
El presidente chino Xi Jinping también dijo que espera que Estados Unidos tome medidas sustanciales para mejorar los lazos bilaterales, señalando que la cooperación entre sus países era la única alternativa