Yuan

Yuan

Un alto funcionario del Banco de China dijo que, a corto plazo, los choques externos jugarán un papel al influir en los movimientos del yuan.
Los inversores ahora temen que la moneda se convierta en un nuevo frente en la larga guerra comercial entre Estados Unidos y China.
La medida tiene como fin facilitar el comercio y la inversión bilateral, y mantener la estabilidad del mercado financiero, de acuerdo con el Baco Central Chino.
El Departamento del Tesoro de EE.UU. no señaló a China como manipulador de divisas en el informe cambiario semestral publicado esta semana.
Esta es la segunda ocasión en que el banco central usa recortes en el coeficiente de reserva obligatoria para sustituir a la operación de la facilidad de préstamo a medio plazo en lo que va del año.
El BPC no ajustó inmediatamente los costos de los préstamos interbancarios luego de que el banco central estadounidense elevara su tasa de interés clave el día anterior.
Las autoridades afirmaron que no utilizarán al yuan para lidiar con las fricciones comerciales, un día después de que Trump afirmara que Beijing manipula su moneda.
Banco central chino tomará medidas para protegerse de los riesgos financieros sistémicos y mantener una liquidez amplia en el sistema bancario.
El descenso se produjo después de un ajuste del banco central del coeficiente de reserva por riesgo cambiario a plazo, que entró en vigor este lunes.
El país volverá al yuan convertible bajo la cuenta de capital de una manera ordenada y protegerá los intereses de los inversionistas extranjeros.
"No hay posibilidad de una depreciación fuerte del yuan y la divisa podría subir en el futuro", señaló un comunicado de la CBIRC.
Autoridades económicas concluyeron que el desapalancamiento estructural está avanzando de forma ordenada y que se habían controlado las irregularidades financieras.
Acciones y yuan se hundieron ante la perspectiva de los próximos aranceles de EE.UU., que han mantenido nerviosos a los inversores en China.
Los inversores están temerosos antes del plazo del 6 de julio, cuando EE.UU. debería imponer aranceles adicionales por un valor de US$34.000 millones.
Aunque se reconocen análisis sobre la medida, lo cierto es que una devaluación requeriría la aprobación de los líderes del país.
En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 0,3%, presionado por la fortaleza del yen.
El país considera una nueva fórmula de fijación para el precio del yuan-dólar a fin de evitar la volatilidad.
La nueva fórmula permitirá introducir un "factor anticíclico" en la paridad central del yuan frente al dólar.
Muchas empresas chinas son socios de sectores agrarios, industriales, comerciales y financieros latinoamericanos, a través de los cuales adquieren influencia económica y política.