Macroeconomía

Macroeconomía

Las ventas de unidades minoristas de JLR cayeron casi un 31% durante el trimestre, y Tata Motors dijo que las perspectivas para la unidad siguen siendo inciertas.
Se permitirán reuniones sociales de hasta cinco personas a partir del viernes, cuando la mayoría de las actividades se reanuden después de más de dos meses de restricciones.
El gobierno de Jokowi prepara un parque industrial de 4.000 hectáreas, en Brebes, Java Central, principalmente dirigido a las cadenas de suministro que se trasladen fuera de China. 
El acuerdo, denominado DEPA, surgió del interés común por beneficiar a las economías más pequeñas, mediante un marco amigable para las empresas TIC.
El CPTPP se conocía originalmente como la Asociación Transpacífica (TPP), que se vino abajo cuando Estados Unidos se retiró a principios de 2017. Los países miembros, incluidos Japón y Canadá, firmaron el acuerdo de CPTPP en 2018 sin Estados Unidos.
Las exportaciones del segundo mayor productor mundial de aceite de palma se desplomaron un 24% en enero a mayo respecto al año anterior debido a que el bloqueo del coronavirus cerró los restaurantes y redujo los viajes.
Las cifras de préstamos mensuales son altamente estacionales, por lo que los analistas tienden a centrarse en los cambios anuales para evaluar las tendencias subyacentes.
El uso del oro como garantía no es inusual en el país, pero los préstamos así respaldados son cada vez más populares entre los bancos, por sobre otros préstamos no garantizados.
La firma confirmó las calificaciones crediticias soberanas A + a largo plazo y A-1 a corto plazo. Pero dijo que podría bajar las calificaciones si el crecimiento económico sigue siendo persistentemente bajo.
Indonesia ya aprobó una ley que exige que las grandes compañías de internet paguen el IVA a partir de julio, y en Filipinas se presentó un proyecto de ley similar en el parlamento.
El Green New Deal estableció objetivos ambiciosos de emisiones cero para 2050, el fin del financiamiento de las plantas de carbón en el extranjero y la introducción de un impuesto al carbono.La pandemia cambió todo eso.
El ministro de Economía Yasutoshi Nishimura dijo que Japón debería centrarse principalmente en sostener a las empresas, sugiriendo que el banco central debería evitar llevar los tipos de interés hacia territorio todavía más negativo.
Durante la nueva fase se permitirán los viajes interestatales y el turismo interno, y se permitirá que casi todas las actividades sociales, educativas, religiosas, comerciales y económicas operen con el requisito de un estricto procedimiento establecido por el Gobierno.
Aunque fue el primer país en reportar un caso del virus fuera de China, la nación quiere construir su reputación y rehacer su imagen popular como destino seguro para grandes grupos de turistas.
El Banco de Japón alivió la política monetaria durante dos meses consecutivos en abril, uniéndose a los esfuerzos del gobierno para amortiguar el golpe de la pandemia en una economía que ya está cayendo en una profunda recesión.
"Hoy en día, la atmósfera en los Estados Unidos se está volviendo menos amigable y obviamente hemos cambiado fundamentalmente muchos aspectos de nuestro régimen de listado para que nos volvamos más complacientes", dijo la máxima autoridad de la bolsa local.
El plan de reactivación de Japón es del tamaño de la economía de Italia, pero aún no es suficiente para un segmento importante: pequeñas empresas que emplean al 70% de la fuerza laboral del país.
Evento incluyó a exportadores de los mercados de China, Hong Kong, Taiwán, Japón, Corea del Sur, Malasia, Tailandia, India, Indonesia, Vietnam y Australia, entre el 27 de abril y el 28 de mayo.
La agencia señaló como principal motivo de su decisión al “periodo sostenido de relativamente bajo crecimiento, un deterioro adicional de la posición fiscal general del gobierno y el estrés del sector financiero”.
El gobierno está ofreciendo un incentivo vinculado a la producción (PLI) que implica un valor en efectivo del 4% al 6% de las ventas adicionales de bienes fabricados localmente durante cinco años
Desde Argentina hasta México, pasando por Brasil y Perú, las naciones latinoamericanas han aceptado la ayuda de China a medida que ha aumentado el número de casos de coronavirus en la región.