Macroeconomía

Macroeconomía

Legisladores nipones han expresado su esperanza de que la entidad banco mantenga los costos de endeudamiento ultrabajos.
La chatarra de aluminio estadounidense es uno de los 128 productos que tendrá un arancel adicional del 25% a partir de esta semana.
A pesar de ser aliados, Japón no ha recibido exenciones a los nuevos aranceles impuestos por Washington a la importación de acero y aluminio.
La producción fabril subió un 4,1% en febrero desde el mes anterior, menos que la estimación mediana de los economistas de un aumento de un 5,0%.
Con la renovación de su TLC, Estados Unidos logró que Corea del Sur duplique el número de exportaciones de automóviles estadounidenses a 50 mil unidades por fabricante por año.
Pese a ello, aún existen incertidumbres con respecto a los flujos de capital transfronterizos, incluido el creciente proteccionismo comercial.
Pekín podría apuntar a una amplia gama de empresas estadounidenses, desde la agricultura hasta aviones, autos, semiconductores e incluso servicios, si el conflicto comercial se agrava.
La alarma en torno a una posible guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo ha causado nerviosismo en los mercados financieros.
De seguir la tendencia en consumo y endeudamiento, podrían mostrar valores como los de Japón y EE.UU., dicen especialistas.
Las startups y las pymes de los estados miembros del APEC también han sido invitadas a promocionar sus negocios en Taiwán.
Las ganancias industriales aumentaron un 16,1% interanual aUS$154.570 millones en los primeros dos meses del año.
Inversores prevén terribles consecuencias para la economía global si las barreras comerciales comienzan a aumentar.
Empresas niponas coinciden en la necesidad de que el Banco de Japón retire sus estímulos monetarios, pero no creen que llegue a ocurrir este año.
A pesar de ello, la confianza de los fabricantes y del sector de servicios probablemente disminuirá en los próximos tres meses, lo que agrega incertidumbre a las perspectivas.
El primer Ministro Li Keqiang dijo que a medida que China amplíe aún más el acceso a sus mercados, no habrá transferencias forzadas de tecnología, y Pekín protegerá mejor los derechos de propiedad intelectual.
"Muchos países han manifestado su preocupación sobre políticas cerradas. Es impensable que esas voces no se vean reflejadas en el comunicado del G-20 de mañana", declaró el viceministro de Finanzas japonés, Minoru Kihara.
Resalta el impacto negativo y las oportunidades de crecimiento en industrias clave, como retailing, alimentos y bebidas, salud del consumidor, electrónica y electrodomésticos, entre otros.