Macroeconomía

Macroeconomía

Nación asiática es el segundo mayor socio comercial de Costa Rica, con un volumen de US$ 2.287 millones.
Los datos sugieren que la economía del país podría haber recobrado impulso, pese a las medidas contra la polución fabril y a las operaciones financieras riesgosas que han subido el costo de endeudamiento.
"China es un buen socio comercial", dijo el ministro de Comercio Exterior, Eduardo Ferreyros, ante las críticas de Tillerson respecto de una excesiva dependencia con Asia.
La cifra es vista como un buen augurio para la meta de Pekín de reformar y actualizar su modelo de crecimiento económico.
El dato muestra un continuo crecimiento de la producción del sector de servicios de Japón, según la consultora IHS Markit.
Con este nuevo permiso, se eleva a 24 la cifra de monedas extranjeras que se pueden comerciar directamente con el yuan.
Proceso de negociación permitirá convertirse en una plataforma de integración económica y comercial de proyección en la región del Asia Pacífico.
Se estima, además, que 50.000 latinoamericanos trabajan en cerca de 200 empresas indias establecidas en la región.
Los nominados para estas posiciones de alto perfil requieren de la aprobación de ambas cámaras del Parlamento.
La situación contrasta con el repunte de pequeñas ciudades que se erigen como polos de inversión en diversos rubros, según The Economist.
El sondeo tiende a concentrarse en las pequeñas y medianas empresas, que se estima están más orientadas a las exportaciones.
El Índice de Gerentes de Compra (PMI) final del sector manufacturero de Japón elaborado por Markit/Nikkei fue de 54,8 en enero.
El responsable de la diplomacia mexicana, Luis Videgaray, ante los legisladores mexicanos, dijo que durante esta administración federal "hemos logrado atraer inversiones chinas, como no se habían dado en el pasado".
El banco central trabajará para fomentar la financiación ecológica y realizar ajustes anticíclicos en los flujos de capital.
Funcionario aseguró que las políticas industriales del país serán imparciales sin importar el lugar de origen del negocio.
El comercio bilateral llegó a US$514.800 millones el año pasado, el ritmo de crecimiento más rápido entre China y cualquiera de sus principales socios de comercio.
El Nikkei cerró estable, a 23.629,34 puntos, tras operar al alza al inicio de la sesión, mientras que el índice de acciones líderes CSI300 tuvo su mayor desplome desde el 23 de noviembre.
El dato fue inferior al 3,95% de finales del tercer trimestre del año pasado, que había sido el registro más bajo desde 2008.
En la semana, el Nikkei perdió un 0,7%, mientras que el índice compuesto de Shanghái cerró con un avance de 10,78 puntos.
La reciente apreciación del yen hará mucho más difícil evitar la deflación que ha asediado a la tercera mayor economía del mundo por décadas.
El desarrollo de infraestructura ha sido un elemento clave del plan del presidente Duterte para aumentar el crecimiento económico desde que asumió el cargo en 2016.