Automotriz

Automotriz

Diversas firmas japonesas han sido víctimas de boicots de consumidores de productos que van desde automóviles hasta cerveza, desencadenados por la pérdida de confianza entre los dos países.
Se prevé que las ventas de automóviles de India disminuyan por décimo mes consecutivo en agosto, una de las peores desaceleraciones para una industria, que aporta más del 7% del PIB.
Líderes sindicales agradecieron a las bases por apoyar su decisión de evitar una huelga "considerando una guerra comercial entre EE.UU. y China y una guerra económica entre Corea y Japón"
El auto, diseñado y construido en la sede de la compañía en Alzenau, hará su debut durante el día de prensa del Salón de Frankfurt, que se realizará el 10 de septiembre.
"Creemos que el dar a la ciudadanía esta flota es la clave para alcanzar nuestra meta de garantizar la seguridad, eficiencia y sustentabilidad de las ciudades del futuro”, dijo su fundador, Cheng Wei.
Tras una serie de contratiempos, empresas tecnológicas y fabricantes de automóviles de todo el mundo están siguiendo de cerca estas pruebas, que se llevarán a cabo hasta el 15 de noviembre.
La firma registró un alto puntaje en métricas como Innovación Ambiental, Estrategia en Responsabilidad Social Corporativa y Administración de la compañía.
La compañía dijo que la decisión busca “reforzar la coordinación y la colaboración interregional, optimizando la asignación y la capacidad productiva de automóviles globalmente”.
La desaceleración en el sector ha provocado recortes masivos de empleos, con estimaciones iniciales que sugieren que se han despedido a unos 350.000 trabajadores desde abril.
Analistas de la industria esperan que una campaña de boicot intensificada perjudique aún más la demanda, a medida que crecen las tensiones diplomáticas.
En toda la India, los concesionarios están siendo expulsados ​​del negocio y el sector automotriz indio está atravesando su mayor caída en casi dos décadas.
Tanto clientes como los inversores presionan a los fabricantes de automóviles para que prueben que los vehículos eléctricos no dependen de minerales en conflicto (ambiental) o trabajo infantil.
Guerra comercial, fin a subsidios de tecnologías limpias, normas ambientales, exceso de capacidad y de confianza han disminuido las ventas de lo que parecía una bollante industria en los dos gigantes asiáticos.
La inversión se destinará a crear una red de transporte de próxima generación y a transformar la forma en que se prestan servicios críticos, como la atención médica.
La medida busca acompañar el crecimiento de la marca en la región y desarrollar profesionales argentinos, con el objetivo de fortalecer toda su operación.
La industria automotriz de India se encuentra en medio de uno de sus peores desplomes, con las peores ventas en 18 años. La culpa podría ser de los autos eléctricos.
Las dos empresas proporcionarán soluciones de servicio de movilidad que contribuyen a la sociedad china, mediante la modalidad MaaS: Mobility as a Service.
Con distintas marcas, el gobierno chileno apuesta por la electromovilidad para renovar su flota de transporte público y disminuir los índices de contaminación en su capital.
El sólido desempeño en el país y en los Estados Unidos en el último trimestre ayudó a compensar la caída de las ventas en China, especialmente con el modelo Palisade.
El acuerdo entre ambos gigantes buscará dejar de lado su rivalidad y colaborar para reducir las emisiones de CO2 mediante la promoción del uso generalizado de estos vehículos limpios.
Aunque llegó a India hace 25 años, el fabricante estadounidense todavía tiene menos del 2% del mercado, después de haber luchado durante años para ganarse a los consumidores indios y obtener ganancias.