Automotriz

Automotriz

China es el principal fabricante de automóviles, con 28.118.794 de vehículos producidos.
Tiene una velocidad máxima es de 137 km/h y alcanza los 100 km/h en 18 segundos.
Los consumidores están interesados en que estos vehículos tengan una autonomía de más de 300 kilómetros.
Su precio asciende a US$11.000, aunque lo más probable es que dentro de poco se presente un modelo más barato.
El atractivo de México es especial por la solidez de su macroeconomía y por los numerosos acuerdos comerciales con los que cuenta.
Los equipos de ambas compañías colaborarán y trabajarán juntos por un período de hasta tres años.
Más de 20 millones de automóviles en China tenían bolsas de aire de Takata, las cuales han estado relacionadas con al menos 16 muertes y 180 lesiones a nivel mundial.
El gobierno chino apoya con fuerza los denominados vehículos NEVs y los contempla como una medida para aliviar la presión sobre el medio ambiente.
En al menos cuatro modelos la humedad podría interrumpir la transmisión de la señal y provocar fallos en los dispositivos de dirección asistida.
Los autos afectados incluyen 859.869 unidades del modelo Magotan producidas entre 2007 y 2014 y otras 810.257 del nuevo modelo Passat
Washington quiere normas más estrictas sobre el origen de los automóviles, que especifican la proporción del vehículo que debe ser construido en los países que integran el TLCAN.
La semana pasada China homologó tres vehículos de las empresas Yutong y BYD que se unirán al Transantiago en los próximos meses.
De concretarse, sería el mayor acuerdo de China en la industria automotriz internacional y posiblemente una de las compras internacionales más grandes de la historia.
La firma dijo que el retraso es necesario para ajustar la cadena de suministros para producir la camioneta Tacoma.
La proporción de autobuses totalmente eléctricos del total de la flota de transporte público aumentará del actual 10 al 60% en tres años.
Servicio ofrece una alternativa para los desplazamientos urbanos, aliviando la creciente demanda por carros particulares y espacios de estacionamiento.
El último plan energético de China plantea una reducción en el consumo de carbón y elevará la cuota de energías limpias antes del año 2020.
Su puesta en marcha representa una inversión de US$10 millones y crea 50 nuevos empleos directos y 250 indirectos.
El nuevo vehículo, que será construido sobre una nueva plataforma, usará baterías en estado sólido, lo que le permitirá recargarse en sólo minutos.
La compañía creadora dijo que podría usar la plataforma blockchain para el mercado de aviación urbana.
La inversión se destinará a crear una red de transporte de próxima generación y a transformar la forma en que se prestan servicios críticos, como la atención médica.