Infraestructura

Infraestructura

Es una movida de urgencia para reducir la millonaria deuda que arrastra la compañía.
El gigante asiático ha recibido más de 100 nuevos aviones al año, lo que representa entre el 20 y el 25% de las entregas de la empresa en todo el mundo.
La fábrica tiene una capacidad de producción anual de chapa de vidrio con capacidad para generar 80 megavatios de electricidad.
La fase inicial, de 252 kilómetros irá de Bangkok a Nakhon Ratchasima.
Los vuelos se inician en marzo y unirán dos veces por semana ambas capitales, con escala técnica en Houston.
Analistas lo ven como respaldo importante para la economía local, pero a la vez genera temores a una burbuja inmobiliaria.
Chengdu es la ciudad más conectada del oeste de China porque cuenta con dos aeropuertos internacionales con 105 rutas hacia el mundo.
El proyecto de metro también involucra al Banco de Inversión Europeo y es 100% eléctrico.
Ministerio de Comercio Exterior desarrolla la gira “Invest Ecuador” que apunta a la inversión de países asiáticos en el país.
Costará US$5.400 millones y será el primer ferrocarril de alta velocidad en el país.
Aseguran que no dañará su economía porque el gobierno reinsertará a los trabajadores despedidos en otras industrias.
En los primeros 10 meses de este año, la inversión inmobiliaria subió un 7,8% interanual.
Permitirá la construcción de un tren de pasajeros y carga que comunique las provincias de Panamá y Chiriquí.
Los bienes raíces representan un importante riesgo en momentos en que Pekín busca frenar los crecientes precios de las viviendas sin provocar un colapso.
El Grupo Oberoi opera más de veinte hoteles de lujo alrededor del mundo.
Será operada por Mitsui O.S.K. Lines (MOL), sirviendo principalmente la carga de Toyota Corporation.
La firma de un acuerdo aéreo entre ambos países sería el primer paso para establecer estas rutas.
Convenio apoyará temas agrícolas y agroindustriales; ingeniería y construcción; química, farmacéutica, automatización y robótica, irrigación y telecomunicaciones, entre otros sectores.
Las tarifas domésticas aumentaron un 42% el año pasado, debido a mayores costos de combustible para aviones y se acentuó aún más por la caída de la rupia.